Wi-Fi en la hotelería

Se queda corto el argumento de que el Wi-Fi es un elemento básico de la sociedad moderna y los consumidores están conectados por varias fuentes, incluyendo teléfonos, tabletas, computadoras portátiles y dispositivos de juego. Las personas viajan con estos dispositivos, que sirven a propósitos diferentes dependiendo de la función de trabajo.

Los viajeros pueden utilizar sus teléfonos celulares para verificar el desplazamiento y las aplicaciones empresariales para después transmitir un video en sus tabletas antes de ir a la cama, y finalmente iniciar la mañana siguiente revisando la presentación que darán más tarde en sus computadoras portátiles.

Se espera que los huéspedes de un hotel sean capaces de conectar un mínimo de cuatro dispositivos por habitación, por lo que la demanda sugiere que de cinco a seis dispositivos es apropiada cuando más de una persona se aloja en una habitación.

A continuación se plantea la cuestión sobre cuál es la velocidad de ancho de banda (bandwidth) necesaria para apoyar tal cantidad de dispositivos. La respuesta es muy variable, dependiendo del nivel de servicio del hotel, habitaciones y asignación de nivel de pago. El tubo o fibra en el edificio tiene que ser adecuada tanto para el área administrativa y las habitaciones como para la carga y descarga de velocidad de transferencia.

Las mejorías en la calidad de la red en general son muy costosas, por lo tanto los hoteles buscan cubrir este déficit cobrando por el servicio. El dilema que se plantea es un problema mundial, que todo el espectro hospitalario enfrenta. Este método generalmente no sienta nada bien en los consumidores, cuando generalmente Wi-Fi es gratuito en cafeterías, restaurantes, centros comerciales y aeropuertos. Los consumidores quieren servicio confiable y lo quieren de forma gratuita. Es necesario que los dueños de propiedades determinen si se puede cumplir con las expectativas de los huéspedes sin contar con los ingresos potenciales por el cobro de honorarios por el uso del Wi-Fi, ya que esta no es la única respuesta.

Un estudio hecho en el 2014 por “Hospitality Technology’s Lodging Technology” (Hospitalidad de la Tecnología) encontró que más del 17% del presupuesto para tecnología de un hotel es asignado a su red o conectividad. Esto es más del cinco por ciento de incremento desde 2012. Además, el 63% de los encuestados espera aumentar su bandwidth en las habitaciones dentro de los próximos 18 meses.

Con una gran parte del presupuesto para tecnología inalámbrica que va a mantenimiento y actualizaciones del Wi-Fi, los hoteles necesitan determinar cómo recuperar parte de las inversiones en la red o simplemente asignarlo como el costo de hacer negocios. El nivel de servicio del hotel a menudo determina el sistema tarifario.

El mismo estudio hecho por Hospitality Technology’s Lodging Technology encontró que casi el 60% de hoteles incluyen conexión inalámbrica sin ningún costo adicional. El desglose de un subsegmento confirma que casi el 100% de los hoteles económicos lo ofrecen gratuito, mientras que los hoteles de nivel medio y superior están más divididos en partes iguales entre un método de tarifa fija o por niveles.

Hay una creciente aceptación entre los consumidores de los precios diferenciados/por niveles por el Wi-Fi a los huéspedes. Los viajeros entienden el concepto de que el bandwidth demanda una prima. Hoteles económicos que incluyen conexión inalámbrica básica de Internet en el precio de la habitación no están ofreciendo velocidades excepcionales, que admiten la transmisión de video o el uso de dispositivos simultáneamente. Sin embargo, cuando la demanda se pone en la red de un nivel hotelero medio o alto los patrocinadores entienden que hay un costo asociado con el nivel de servicio.

La industria necesita examinar los actuales y nuevos métodos de subvencionar los interminables costos asociados con el mantenimiento y la modernización de sus redes inalámbricas. La hospitalidad está empezando a afinar las posibilidades de monetizar sus redes Wi-Fi mediante visualización estática de anuncios, anuncios en video, dirección de correo electrónico o credenciales para el inicio de sesión de las redes de comunicación social.

Tanto como los ingresos que se generan a través de empresas de los medios asociadas que insertan anuncios en las páginas del portal (especialmente eficaz en hoteles resort de alto tráfico) o extracción de base de datos por direcciones de correo electrónico, números de teléfono celular, o la información pública de los perfiles de las redes de comunicación social, todos estos sitios retornan valor al lugar para proporcionar una sólida y fiable red para el consumidor. (Rachael Bohac)

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*