Un partido sin maternidad

Cuando llega mayo todos pensamos inmediatamente en las madres, pues en muchas partes del mundo celebramos su día. En México es siempre el día 10 y en muchos otros lugares el segundo domingo del mes. En algunos países es en otras fechas o en otros meses, pero siempre se celebra y se honra la maternidad.

Y es que si alguna figura verdaderamente respetamos y honramos los mexicanos es precisamente la de nuestra madre, empezando desde que nacemos, con nuestra patrona, la Santísima Virgen de Guadalupe.

Sin embargo, mientras escribo este artículo se debate en el Congreso la ley más infame que alguna vez posiblemente hayan debatido nuestros diputados, una ley que pretende prohibir la maternidad. A propuesta del diputado federal Jesús Sesma, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y en alianza con el Revolucionario Institucional (PRI), ambos grupos parlamentarios pretenden imponer una ley que termine con la maternidad de los mamíferos marinos, al prohibir su reproducción en la siguiente generación. Esto es, que los mamíferos marinos que existen bajo cuidado humano en México tendrían que ser sometidos a estrictos controles de natalidad para que solo puedan tener una cría más y a estas LES QUEDARÍA PROHIBIDO EL DERECHO A REPRODUCIRSE.

Más allá de mi amor por estos animales, pues como saben soy parte de una empresa dedicada al cuidado y a la interacción entre mamíferos marinos y los humanos, hay algo que me aterroriza, y es pensar que ahora el Congreso se atribuya facultades para legislar sobre el derecho de nacer y de reproducirse de un ser vivo.

Hoy, los diputados del Verde Ecologista y del PRI, al más puro estilo del fascismo, pretenden legislar y prohibir el derecho de nacer y de reproducirse de un ser creado por el Señor y que es por lo tanto una parte fundamental de nuestra naturaleza. Si esto ocurriera, estaríamos permitiendo un precedente infame en nuestra nación que abre las puertas a que mañana hagan lo mismo con los seres humanos.

No existe mayor acto contrario al bienestar animal que el que hoy propone Jesús Sesma y buscan imponer su bancada y el PRI. Afortunadamente han encontrado resistencia de los demás organismos políticos, empezando con Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Morena y Movimiento Ciudadano. Y es que lo que de ninguna manera debemos permitir es que ninguna autoridad, ninguna, sea del partido que sea, se atribuyan facultades para regular y prohibir el derecho a nacer y reproducirse de ninguna especie en el planeta.

Y mientras esto ocurre, mientras esto escribo, mientras nuestros diputados debaten la ley en contra de los delfines, dejan de legislar en otras materias que sí les corresponde, como la seguridad pública, salud, educación, así como el control y transparencia en el uso de recursos públicos.

Me cuesta trabajo entender esta lógica del PVEM y del PRI. Me es casi imposible entender por qué quieren acabar con la maternidad. Bueno, al menos porque yo, sí tengo madre. Long Live the Queen!

 

 

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>