Tren al sur

(Infograma: www.linearecta.com.mx)

Uno de los compromisos del presidente Enrique Peña Nieto es un México que necesita resolver de manera integral sus problemas de transporte y contar con trenes modernos, determinante para la movilización turística de la Península de Yucatán

El millonario megaproyecto, valorado en 15 mil millones de pesos, ha causado revuelo entre empresarios y políticos de Quintana Roo y Yucatán en torno a su conveniencia, sus alcances y sus beneficios. Algunos advierten de intereses particulares al proveer en su primera etapa la conexión entre Mérida y Punta Venado, cuando lo más natural sería conectar a las capitales de los dos estados, favoreciendo a la industria turística, el principal motor de la región, e incentivando a la par el comercio, tomando en consideración la conectividad aérea de Cancún.

Lo cierto es que el tren transpeninsular es uno de los compromisos del presidente Enrique Peña Nieto en un México que necesita resolver de manera integral sus problemas de transporte y contar con trenes modernos, y será determinante para la movilización turística de la Península de Yucatán.

Proyecto

El tren transpeninsular conectará Mérida con Punta Venado. Se trata de un tren rápido con una longitud de línea de 336 km, que puede alcanzar una velocidad de entre 160 y 180 km/h, conectando sitios de interés turístico. Se planea que su operación diurna sea exclusiva para el transporte de pasajeros, mientras que por la noche se reservará para carga. La inversión estimada para este megaproyecto, el de mayor escala en los últimos cien años de historia del tren en México, asciende a 15 mil millones de pesos, y se espera su ejecución para el primer semestre del 2014.

Licitación

En enero de 2013 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunció que la licitación estaría lista en septiembre u octubre de este año. El secretario de Desarrollo Económico de Yucatán, David Alpízar Carrillo, informó sin embargo que los estudios de factibilidad del tren transpeninsular estarán listos a finales de año y que la obra se comenzará a ejecutar a principios de 2014, contrario a lo publicado por la SCT.

El atraso es debido a que se está revisando el proyecto en general, las posibles estaciones, velocidad de recorrido y las variables fundamentales que deben dar respuesta a su viabilidad. Asimismo se están revisando y restructurando los estudios preliminares realizados durante la gestión de Ivonne Ortega, en la que el proyecto fue concebido, que básicamente corresponden a los derechos de vía y cambios que permitan el paso del tren por sitios como Chichén Itzá. Por parte de Yucatán, el derecho de vía está prácticamente asegurado, pero para pasar por el aeropuerto de Chichén Itzá deberá modificarse el trazo que tiene entre Mérida y Valladolid, mientras que en el caso de Quintana Roo no existe el derecho de vía entre Valladolid y Punta Venado. La convocatoria para la licitación del megaproyecto sigue en compás de espera y será a través del esquema Asociación Público-Privada.

Secretaría de Comunicaciones y Transportes

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, está en la mira de los medios que han seguido de cerca este megaproyecto, que catalogan como el primer atraso del sexenio la licitación que anunció para septiembre u octubre de este año.

Ruiz Esparza aseguró que la obra tiene muy altas probabilidades de ejecutarse porque se trata de un compromiso presidencial, aunque por su envergadura no puede hacerse de la noche a la mañana. Asimismo elevó el monto de inversión a 20 mil millones de pesos para la construcción de la primera etapa, aunque consideró que la cifra precisa se tendrá una vez que el anteproyecto ejecutivo esté listo.

Por otro lado, reconoció que México carece de profesionales especialistas en construcción de vías férreas como las que se requieren para el tren, que transitaría a 160 kilómetros por hora en su servicio de transporte de pasajeros. Igualmente consideró que será necesario ampliar la oferta aérea a la península para aprovechar el proyecto e impulsar así al sector turístico, particularmente en dos puntos: el Parque Logístico de Valladolid junto con el aeropuerto de Chichén Itzá y el puerto de Progreso.

Alzan la mano

El tema de la construcción del tren transpeninsular viene sonando en las cúpulas empresariales y políticas de Yucatán y Quintana Roo desde hace casi una década, tomando fuerza en la gestión de Ivonne Ortega como gobernadora de Yucatán y catapultándose en los discursos de Enrique Peña Nieto cuando aspiraba a la Presidencia, y una vez que tomó la silla como parte de sus líneas de acción para impulsar el progreso del país.

Entre las propuestas para la construcción del tren destacan varias puestas sobre la mesa de análisis en el último lustro.

La primera, y con un avance significativo, es la que dejó en herencia la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, que planteaba una ruta desde Mérida hasta Punta Venado, pasando por las poblaciones de Tixkokob, Tekantó, Tunkás, Dzitás y Chemax en una primera etapa. Esa vía se ampliaría para unir a Progreso y, desde ahí, tender otra vía férrea hasta Uxmal, en Campeche.

En torno a este proyecto, el gobierno yucateco anunció a inicios de 2010 que el Banco Mundial había financiado encuestas hechas a ocho mil personas que viajaban con cierta frecuencia desde Mérida a la Riviera Maya, para determinar el costo y beneficio de la obra, arrojando que el tren rápido tendría una inversión de 11 mil millones de pesos, únicamente para el recorrido de 336 kilómetros entre Yucatán y Quintana Roo.

En su momento Ivonne Ortega afirmó que tenían prácticamente todo listo, incluso los derechos de vía tanto en el territorio yucateco como del lado quintanarroense. El objetivo principal era facilitar el desplazamiento de pasajeros en un circuito que conectara las principales ciudades turísticas, desde el Caribe hasta Chichén Itzá y Uxmal.

En los estudios de factibilidad participaron cinco empresas: Grupo Consultor Independiente, Emmatrons, EM Consultores y GEA. El proyecto quedó estancado tras las declaraciones que el expresidente Felipe Calderón hizo en ese entonces en relación a que el costo era excesivo.

Otra propuesta la impulsó el exsenador por Quintana Roo, Félix González Canto, quien trabajó a la par con la bancada del PRI para que las demás fracciones parlamentarias representadas en el Congreso de la Unión apoyaran el proyecto financiero de los más de 10 mil millones de pesos que se requieren para la construcción del tren, asegurando que embajadas como la de Gran Bretaña tuvieron acercamiento con los gobiernos de Yucatán, Campeche y Quintana Roo para presentar firmas interesadas en el proyecto, al igual que empresas de China, Alemania y Francia.

Asur

Una propuesta más surge de Grupo Aeroportuario del Sureste, que puso sobre la mesa en el 2009 un estudio de factibilidad para operar un tren eléctrico que saliera del aeropuerto de Cancún, pasara por la Zona Hotelera y conectara la Riviera Maya hasta Tulum. Sin embargo, no será sino en el transcurso de este mes cuando se haga una declaración oficial por parte de Fernando Chico Pardo y Asur, después de la reunión del consejo de administración en la que se definirán las políticas, lineamientos y proyectos a futuro. Sin embargo, ha trascendido que Asur está interesado en invertir en el tren, a través de la firma francesa Vinci, con la que conjuntaría capital para construir y financiar el proyecto, que también tendría participación del gobierno estatal por medio de la figura conocida como Asociación Público-Privada.

Otro fue planteado por el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, quien suscribió con las empresas Renfe Operadora y Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (Feve) un convenio marco de cooperación ferroviaria para estudiar la factibilidad de implementar un sistema de transporte ferroviario de pasajeros en el corredor Cancún-Tulum.

De las empresas mexicanas, Ferromex sería por naturaleza la que alzara la mano para adjudicarse este magno proyecto, pero se ha mostrado hermético en torno al tema a pesar de múltiples peticiones de una declaración oficial.

 

Opinan

GuillermoMendicuti, Presidente Fundacióndel Empresariado Yucateco

Parece ser una realidad en el estado. Sabemos que ya hay una agenda de trabajo con gente del gobierno federal que viene a citas periódicas. El gobierno de Enrique Peña Nieto tiene varios tramos para hacer trenes de alta velocidad o de velocidad media, podríamos llamarle, en el país. La ventaja que tiene Yucatán es que el proyecto de viabilidad se hizo en el gobierno anterior. Entonces por cuestiones cronológicas hay un adelanto que va a permitir que el primer tramo sea el que recorra de la ciudad de Mérida a Punta Venado. Esto me parece que es un ganar ganar muy importante para ambos estados, porque el turista en sí ya tiene un atractivo más que lo que por naturaleza tiene Quintana Roo, que son sus playas.

El visitante ya no solamente viene por playas, viene por otras experiencias, y hay turistas mucho más específicos, que buscan arqueología, buscan cultura, raíces, ciudades coloniales, cenotes, etc. Los turistas europeos preguntan por los cenotes, por las cuestiones naturales, y es lo que vienen a ver en gran medida. Este tren puede tener un alto impacto, no solamente para Yucatán, porque muchos estaban viendo sólo el beneficio para Quintana Roo, pero me parece que el mismo Quintana Roo se puede ver beneficiado si desarrolla tours y atractivos relacionados a este proyecto.

El gran éxito en Europa es que tienes un buffet de tours, pero aquí no hay uno que te permita ir a conocer una hacienda, un cenote, un centro histórico como el de Mérida o el de Campeche, o conocer un pueblito, como puede ser un puerto en Yucatán, y luego disfrutar parte de tu tour en las mejores playas del Caribe. Esto se vuelve viable gracias a este tipo de infraestructura.

Al ser un tren de carga esto también es un beneficio de proveeduría para Quintana Roo y viceversa.

Nada más agregaría la urgencia de tener un tren que conecte la península con el centro del país. Ese segundo tramo sería el anillo al dedo, porque todavía es extremadamente costoso el transporte y todo lo que se trae del centro y norte del país a la Península de Yucatán. Un tren que pueda conectarnos, que obviamente contemple carga para el centro de la República sería extraordinario. Pero lo primero es lo primero.

 

José Chapur, Vicepresidente nacional del Consejo Empresarial Turístico

Pienso que el tren debe cubrir en su primera etapa la ruta Mérida-Valladolid-Cancún, con inversión del gobierno federal; adicionalmente, otro ramal sería Cancún-Punta Venado-Tulum, una propuesta que hemos hecho desde Yucatán, tomando en cuenta que Cancún tiene el aeropuerto donde pudiera llegar carga de Yucatán que se exporta vía aérea aprovechando la conectividad de la terminal; el otro tema es el que haya una afluencia turística de Cancún hacia Yucatán y viceversa.

El tramo Cancún-Tulum podría ser inversión privada, Por mi parte, no lo he pensado ni conozco los números; de hecho, Grupo Asur ha manifestado algún interés en hacerlo, entiendo que lo está viendo como posibilidad de inversión para llevar pasajeros del aeropuerto hasta Tulum y viceversa. Cuando se habla del tramo Valladolid-Punta Venado estaríamos desperdiciando tanto para Yucatán como para Quintana Roo el número de pasajeros que llegan al aeropuerto y la posibilidad de exportar carga de valor o perecederos. Sobre su factibilidad y viabilidad, es una inversión que ha ofrecido el presidente Peña desde su campaña basada en estudios de la SCT, con una ruta inicial de Valladolid a Cancún o Punta Venado, pero creo que el número de pasajeros podría ser mayor si llega a Cancún que a Punta Venado. Quienes defienden esa ruta hablan de hacer una segunda etapa hacia Cancún, pero sabemos que no se dan a corto plazo.

También existe la posibilidad de que exista algún interés oculto en el proyecto del tren transpeninsular para que el destino final sea Punta Venado, como está establecido en el plan original; sin embargo, será necesario esperar a que se realicen los estudios correspondientes para saber si hay alguna razón favorable para que Punta Venado sea el último punto del tren, porque actualmente los yucatecos no estamos enterados del verdadero objetivo de la elección de ese lugar.

 

Emilio Díaz, Presidente Grupo Dicas

Los empresarios yucatecos no hemos sido invitados. Tenemos información por los medios de comunicación que han hablado del proyecto, pero creo que de alguna manera sí es importante buscar la forma de conectar los destinos de la zona. La comunicación es importantísima, sea por tren o por avión, por lo que se tiene que buscar la forma de hacerla mucho más eficiente.

Modelos: Chepe, Tequila Express y Cuervo Express

El origen del ferrocarril en México se remonta al siglo XIX, cuando era considerado la expresión más avanzada del progreso y la civilización. Se le acreditaba la virtud casi mágica de haber sido el factor que explicaba la riqueza de los Estados Unidos.

Después de la Revolución, la totalidad del sistema ferroviario mexicano fue nacionalizado entre 1929 y 1937. En la segunda mitad del siglo XX el gobierno mexicano hizo grandes inversiones en infraestructura ferrocarrilera y una de esas inversiones fue la del Ferrocarril Chihuahua-Pacífico (Chepe), que actualmente ofrece servicio de pasajeros.

En 1961 fue el presidente Adolfo López Mateos quien inauguró la obra que comenzó como un ferrocarril de conexión entre el Golfo de México y el Océano Pacífico, y posteriormente se consolidó como un estandarte turístico a nivel nacional e internacional. Hace un recorrido diario por la majestuosa Sierra Madre Occidental, entre los estados de Chihuahua y Sinaloa, en una región que conjuga historia y folclor de la cultura Tarahumara, en el corazón de las Barrancas del Cobre, hasta llegar a Los Mochis, Sinaloa, donde se pueden visitar interesantes, sitios como sus playas y la bahía de Topolobampo. Considerada una de las obras de ingeniería más importantes del mundo, la ruta del Chepe consta de 653 kilómetros, 86 túneles y 37 puentes; cuenta con personal bilingüe, clima artificial y menú a la carta. Forma parte de Ferrocarril Mexicano (Ferromex), que ha destinado desde 1998 a 2011 inversiones superiores a los 166 millones de pesos para mejoras en su infraestructura.

El recorrido turístico del Tren Tequila Express inició en 1997 y a la fecha se ha convertido en uno de los principales atractivos de Jalisco. Es un viaje con salida de Guadalajara hacia la zona más antigua en el cultivo del agave, planta que a partir del 12 de julio de 2006 fue considerada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de paisaje agavero. Este se ubica en el estado de Jalisco y abarca los municipios El Arenal, Tequila y Amatitán, este último donde se encuentra la hacienda San José del Refugio, casa de Tequila Herradura cuyo origen data del año de 1820. El tren consta de cuatro vagones alfombrados con capacidad para 68 personas, con aire acondicionado, sanitarios, música estereofónica, seguridad privada, servicios médicos, atención personalizada bilingüe y música de mariachi en vivo.

El objetivo principal de este recorrido es dar a conocer el proceso de producción del tequila en su forma antigua y moderna, difundir la historia del mariachi, y dar a conocer la charrería, considerada como el deporte nacional. El Tequila Express es visitado por gente de todo México, así como de muchos países, es de corte familiar ya que lo frecuentan desde niños hasta personas de la tercera edad, fiesta donde está presente la cultura, el folclor, el sabor y color de nuestra gastronomía.

Por su parte José Cuervo Express hace un recorrido por los 60 kilómetros del paisaje agavero considerado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO. Tiene capacidad para 395 pasajeros distribuidos en siete vagones con 62 asientos cada uno. Arriba al pueblo de Tequila, Jalisco, que lleva el nombre del más mexicano de los productos y estrechamente asociado con la producción de tequila, hogar de una de las grandes haciendas de México, La Rojeña.

 

Detonar

Los beneficios de la construcción del tren transpeninsular son vastos:

 Hace posible la ejecución de proyectos turísticos que integren los atractivos de la zona, que van desde cenotes y ciudades mágicas hasta haciendas y sitios arqueológicos

 La conveniencia del transporte de carga que para ambos estados resulta excepcional, aprovechando la conectividad del Aeropuerto Internacional de Cancún e incentivando el comercio entre ambos estados, una excelente oportunidad para que empresarios yucatecos puedan abastecer a la Riviera Maya con los productos y servicios que demanda el crecimiento económico de la región.

 Ayudará a la captación de turismo hacia Yucatán siempre y cuando la ruta conecte a Mérida con el Aeropuerto Internacional de Cancún, con lo cual un turista que llegue por avión pueda venir en el tren rápido a Yucatán, pasar por Valladolid y otros lugares de interés.

 Podría convertirse en parte del gran Proyecto Mesoamericano (antes Plan Puebla-Panamá), que uniría comercialmente a México con toda Centroamérica, complementando el circuito comercial tan añorado por muchos empresarios, uniendo a través de una sola vía el mundo maya de la península de Yucatán, consolidando al mismo tiempo un proyecto turístico largamente acariciado por hoteleros y autoridades de los tres estados que la componen.

 Estará conectado con el aeropuerto de Valladolid y el Centro Logístico que impulsará el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, lo que implica reducción de costos y la oportunidad de abrir nuevos mercados, al estar en la posibilidad de enviar los productos yucatecos a otras latitudes en México y el mundo.

 Las terminales del tren se ubicarían en Mérida y Punta Venado en Quintana Roo, con escalas en Izamal, Chichén Itzá, Valladolid y Cobá. El tiempo del viaje se calcula en dos horas y media, permitiendo acercar los circuitos turísticos de Playa del Carmen, Cozumel y la Riviera maya, extendiendo así la derrama económica del turismo.

 Reducirá el tráfico vía carretera, elevando la seguridad de los caminos. El servicio ferroviario, además, es un modo de transporte sustentable y amigable con el medio ambiente.

 Ayudará a yucatecos y quintanarroenses a desplazarse rápidamente e ir y venir en un mismo día a trabajar, de negocios o visitar familiares y amigos.

 

 



 

 

 

 

 

2 Comentarios


  1. Línea Recta

    Buen día agradecería citen el infograma. Ya que fue realizado por nosotros en la edición julio 2013 http://www.linearecta.com.mx/?p=994

  2. editor

    Hola buen dia… se actualizo con el crédito y link a su sitio. saludos.

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>