Sin turbulencia

Asur aplicará el mayor plan de inversión de su historia para el Aeropuerto Internacional de Cancún

Con un crecimiento anual sostenido del orden del 11% y la recepción global de más de 16 millones de pasajeros, Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) mantiene la apuesta por Cancún al programar un plan quinquenal de inversión para la terminal, que, según Fernando Chico Pardo, presidente del consejo de administración, será el más alto en 15 años de operaciones del consorcio.

Asur, que opera nueve aeropuertos en el Sureste mexicano, liderados por el de Cancún, con registro récord en 2013 de más de 15 millones de pasajeros, contempla la ampliación de la Terminal 3, con seis posiciones adicionales, una de ellas especial para recibir aviones Airbus 380, y la construcción de la Terminal 4, con capacidad para seis millones de pasajeros, que estaría lista para el 2016.

Sobre las modificaciones fiscales que prevén, entre otras cosas, la aplicación del denominado “impuesto verde” a la turbosina, Chico Pardo aseguró que no afectarán la sólida evolución del grupo. “Queremos seguir en el mismo rango anual, en donde la promoción de rutas es el factor importante. No nos preocupamos por el capital, vamos a invertir lo que nunca y a promover muchas rutas”.

El directivo subrayó además que como grupo aeroportuarios siguen en la búsqueda de nuevas opciones de operatividad fuera de México, y aparte de la terminal de Puerto Rico, de la cual se hacen cargo, “estamos viendo aeropuertos en Estados Unidos. Participamos en una licitación en Brasil, pero sin éxito”.

El grupo aeroportuario dio la nota en 2013 con el arribo al Aeropuerto Internacional de Cancún del avión comercial más grande del mundo, el A380 de Air France, que aterrizó por primera vez en una terminal de México y América Latina, para celebrar los 80 años de la aerolínea francesa y 15 años de operaciones de Asur.

Asimismo, previo al cierre del año, la firma inauguró la Terminal FBO o de Aviación General, la mejor terminal ejecutiva de América Latina, que posiciona a México como el segundo lugar del mundo en operaciones privadas y el tercero en flota de jets privados.

La nueva terminal recibió una “inyección” de 89 mdp, que permitió ampliar en un 41% la capacidad para albergar aeronaves, pues en 2012 rebasó expectativas con el registró de más de 19 mil 500 operaciones.

Las nuevas instalaciones del edificio de la FBO y Aviación General abarcan un área de casi dos mil metros cuadrados, y cuenta con 100 cajones de estacionamiento, plataforma de 68 mil m2, salas de juntas, VIP y de pilotos, entre otros servicios.

En tanto, el grupo continúa en este inicio de año el proceso de remodelación de la terminal uno, en la que contempla una capacidad para atender dos millones de pasajeros, mientras que sigue en pie el plan para construir un hotel que ofrezca servicio a la tripulación.

Al término del plazo de cinco años previsto por el grupo para impulsar la mayor inversión en su historia, el aeropuerto de Cancún tendrá capacidad para recibir hasta 25 millones de pasajeros. 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*