Requisitos para un destino turístico

1.- Desarrollo de Productos Turísticos Segmentados

Mucho hemos dicho que el desarrollo del producto es antes que la promoción, y que el catálogo de productos y ofertas es lo único que hace que se incremente la estancia promedio y con ello la derrama económica. Pero hoy más que nunca la creación de productos turísticos tiene que enfocarse a segmentos y eventualmente nichos muy específicos, de manera que se  generen ofertas para públicos determinados y el precio pase a segundo plano.

Para el 2014 se apuntan como claras tendencias la marcada búsqueda de ofertas On Line, y cada vez los viajeros son más específicos en sus demandas.

Está claro que mientras más actividades haya en un destino más larga será la estancia, y es claro que si éstas responden a gustos específicos y hábitos de consumo se podrán captar flujos de turistas menos sensibles a precio pero más demandantes de calidad y sofisticación de la oferta.

Los empresarios deberán ser creativos, emprendedores, valientes y, sobre todo, estar atentos a lo que demandan los nuevos viajeros, por lo que resulta imprescindible analizar constantemente los nuevos comportamientos,  nuevos hábitos tanto en alojamiento como en gastronomía, pasando por cuestiones temáticas y de estilo de vida.

A nivel de destino, el sector público se verá obligado cada vez más a trabajar en equipo con el sector privado si en verdad se quiere la competitividad, a efecto de desarrollar en conjunto esquemas que le den valor a las ciudades y  hagan cada vez más positiva la experiencia para los viajeros.

Las actividades nocturnas cobran cada vez más valor al aportarle a los destinos una noche más de estancia para los viajeros. Las actividades al aire libre tendrán que ser cada vez más sofisticadas, auténticas, originales e innovadoras.

La promoción, la publicidad tradicional, la asistencia a ferias e incluso el marketing por Internet nada podrán hacer por los destinos si no se trabaja cabalmente en el desarrollo de productos turísticos segmentados, con lo que además se avanza en la diversificación, se diferencian los segmentos de mercado y se gana en la promoción viral, no de boca en boca sino de red social en red social.

 

2.- Imagen Urbana

Muchos destinos de Latinoamérica han fallado al no incluir en sus políticas públicas el cuidado y la preservación del entorno.

Hemos insistido antes en este y otros espacios acerca de la importancia de reducir y eventualmente eliminar la publicidad espectacular en carreteras y ciudades, así como el exceso de anuncios, letreros, carteles, propaganda política y de grandes marcas, que solo ensucian y denigran el aspecto y calidad de las ciudades.

También es necesario trabajar en nuevos diseños de mobiliario urbano, no solo vanguardistas sino cómodos y funcionales para ciudadanos y visitantes, y, de manera muy importante, se hace necesario el rescate de inmuebles abandonados, que representan un lastre para las ciudades y su imagen ante el mundo.

 

3.- Apostar muy fuerte por la calidad en los servicios

La calidad en la prestación de los servicios y los esquemas de certificación no deben dirigirse solo a mejorar la atención, amabilidad y el buen servicio, sino también a elevar los estándares en equipamiento e instalaciones. Aun los más pequeños establecimientos deberán enfocar esfuerzos para mejorar amenidades, equipos, utensilios y todos aquellos aspectos que son valorados por los usuarios, desde mejora en vajillas, cristalería, ropa de cama, puertas, pasillos y accesos, hasta mejores conexiones inalámbricas a Internet y accesorios disponibles para todos los nuevos dispositivos móviles y tabletas portátiles; hoy la conexión WiFi gratuita es una demanda de todos los mercados. Niños y jóvenes prefieren quedarse en casa en el verano a cambio de no perder su conexión permanente con el mundo virtual, los juegos on line y las redes sociales.

Los platillos en un restaurante tienen que estar muy sabrosos, muy ricos, pero también muy guapos para la foto que irá al Facebook o al TripAdvisor. Hoy todo el mundo hace fotografías de sus platillos.

 

4.- Marketing Digital On Line

Los gobiernos y los entes oficiales de promoción siguen invirtiendo grandes cantidades en estrategias de marketing tradicional (inserciones, folletos, ferias, y cooperativos, entre otros), cuando la enorme mayoría de los viajeros hoy ya no consulta esas fuentes ni accede a ellas, dado el crecimiento exponencial de las aplicaciones On Line.  Los videos en You Tube, las aplicaciones para reserva y compra en línea desde cualquier teléfono móvil, las recomendaciones de otros viajeros en redes sociales, las comunidades de viajeros en clubes tipo Blogg cada vez más interactivos y por si fuera poco hasta las ofertas de particulares que promueven su casa propia, su auto y sus “servicios de agencia de viajes o guía local” están por mucho superando cada día al marketing tradicional.

Algunos gobiernos empiezan ya a analizar fórmulas para abatir esta tendencia P2P (Peer to Peer), ante el riesgo de las evasiones tributarias, pero el hecho es que la tendencia existe.

Las líneas aéreas son cada vez más agresivas en su oferta On Line, y los hoteles más creativos en sus motores de reserva; los viajeros cada vez más informados, más expertos y capacitados en el uso de buscadores en la web, mientras que los destinos y sus entes de promoción siguen derrochando dinero en el viejo, y muy cerca de estar obsoleto, marketing tradicional.

Así que  a ponerse las pilas si se quiere estar dentro del catálogo de las preferencias de los viajeros en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*