Puras buenas intenciones

No logra despegar el comercio y la logística como alternativa para la diversificación económica de Q. Roo, a pesar del interés internacional

Con una infraestructura turística sin comparación en América Latina, una posición geográfica envidiable y un potencial nato para el desarrollo comercial, Quintana Roo se mantiene en la línea y hasta ahora el reporte de Aduanas del estado alcanza apenas 36 mil 708 operaciones de comercio exterior, con valor superior a los 145 mil millones de pesos, cuando tan solo el comercio bilateral entre México y Estados Unidos cerró el 2012 con un valor histórico de 473 mil mdd.

La falta de compromisos a largo plazo y el seguimiento puntual a  programas, proyectos y acuerdos de cooperación, incluso internacionales, para promover actividades económicas alternativas al turismo en Quintana Roo, han dejado en el camino ambiciosos planes que detonarían la entidad como una zona estratégica de desarrollo comercial.

Con el inicio de un gobierno vuelve a la mesa el tema de nuevos proyectos para explorar alternativas de desarrollo en el estado, y con éste no es la excepción pues la Secretaría de Desarrollo Económico (Sede) plantea en este sexenio el proyecto de la Plataforma Logística e Interacción Comercial en Quintana Roo, al que asignaron una inversión de 10 mdp.

Representantes de las cámaras de comercio de países socios y aliados, como Estados Unidos, España y Alemania, reconocen la importancia de la principal entidad turística de México como nicho para detonar proyectos de desarrollo en diversos ámbitos, pero también las dificultades ante la falta de más y mejor infraestructura que permita aterrizarlos.

Logística y plataformas comerciales

Para Luis García Silva, delegado de la Secretaría de Economía en Quintana Roo, el tema de la diversificación económica y hacia donde va la entidad a partir del turismo es la logística, las plataformas comerciales y la tecnología de la información.

Refirió que son las áreas de oportunidad, pues tienen niveles de generación de riqueza y salarios competitivos con el turismo, aunque conllevan a la utilización de más infraestructura de comunicación, que de alguna manera ya se dio con el turismo pero que es necesario complementar con más obras.

“En los últimos 10 años hubo cambios en materia de infraestructura, como  la construcción de la segunda pista del aeropuerto de Cancún, la modernización y ampliación de la carretera Cancún-Chetumal, el nuevo puente y cruce fronterizo e instalaciones del puerto aduanero en la frontera con Belice, aunque aún hay pendientes”.

El funcionario destacó que el Plan Nacional del actual gobierno federal pretende posicionar a México como una plataforma logística y para ello contempla obras de infraestructura para Quintana Roo, como el tramo del tren transpeninsular de Yucatán a Punta Venado y la modernización del aeropuerto de Chetumal.

“Con estas obras y las que ya tenemos, el estado tendría la infraestructura básica de comunicaciones para hacer la plataforma logística de distribución de productos y turistas hacia Centroamérica y el Caribe. Prestamos poca atención a esa zona, aunque hay fenómenos interesantes que giran ya en torno a la terminal aérea de Cancún”.

¿Misión posible?

A la par, “las cámaras y organismos empresariales internacionales deben conocer las posibilidades del mercado interno de Quintana Roo a través de misiones comerciales, para hacer negocios en donde la demanda de la población, la infraestructura hotelera y demás rubros relacionados crean un mercado interno multimillonario, como opción para aterrizar proyectos de distribución para el resto de la región”, arguye el funcionario.

Vamos concretando

La Secretaría de Desarrollo Económico y Social (Sede) a través de su titular, Javier Díaz Carvajal, reconoce falta de compromiso por parte del gobierno estatal y el sector empresarial para detonar actividades económicas alternativas, “se firman acuerdos de cooperación, pero dejamos las cosas a la inercia, no seguimos los procesos con base en programas y asuntos puntuales que detonen en acciones concretas.

“Son buenas intenciones y hay voluntad, pero falta aterrizar los proyectos para que no se queden en el intento. Debemos lograr que el empresariado se meta de lleno al tema y no se quede solo con lo que el gobierno del estado hace para impulsar el proceso, es una labor que se debe desarrollar en conjunto.

“Debemos tener la visión para emprender nuevas actividades que complementen al turismo y todo su potencial de proveeduría, pues no se aprovecha en forma adecuada. A principios del año firmamos un acuerdo con la Cámara de Comercio Española que no hemos aprovechado para traducirlo en hechos, y debemos transitar en eso.

“Tratamos de incrementar la promoción entre las empresas de Quintana Roo, la península y el resto del territorio nacional para atraer más inversiones, traer industria ligera, de trasformación, para respaldar y complementar la principal actividad económica de la entidad”.

Díaz Carvajal comentó que Quintana Roo tiene un elevado desarrollo en el sector de servicios, pero debe potenciar actividades secundarias o terciarias. “Para ello se contemplan las terminales aéreas de Chetumal y Cancún, con el fin de consolidar un hub multimodal de interacción e impulsar el intercambio comercial; se requiere también fortaleza portuaria y ahí debemos trabajar”.

No morir en el intento

En un nuevo intento por capitalizar proyectos de diversificación económica alternativos en Quintana Roo, la Sede dio a conocer el desarrollo de la denominada Plataforma Logística de Quintana Roo, para la que se realizan estudios de prefactibilidad y factibilidad de tres proyectos, que significarían una inversión total de 10 mdp.

Se trata de la Plataforma de Carga Aérea en Cancún, para el movimiento de mercancías, utilizando el potencial de que se ubica como el segundo aeropuerto en número de operaciones del país y el primero en recepción de vuelos internacionales, cuyo costo se estima en cuatro millones de pesos.

La Plataforma Logística de Apoyo en Frontera, también en Cancún, en la que proponen el establecimiento de esquemas de servicio a instalaciones en el nodo o centro de conexión turística de Cancún, poniendo a disposición infraestructura de frío y almacenaje, para el que prevén tres millones de pesos.

Y la Plataforma Logística de Apoyo en Frontera de Chetumal, con el desarrollo de un Recinto Fiscalizado que complemente las modernas instalaciones del nuevo puente internacional México-Belice, también con una inversión de tres millones de pesos.

Operaciones de comercio exterior

Para tener un punto de referencia de la actividad e intercambio comercial en la entidad, la dependencia estatal dio a conocer que al cierre del 2012 las aduanas del estado realizaron 36 mil 708 operaciones de comercio exterior con valor superior a los 145 mil millones de pesos.

Las principales operaciones de importación fueron camarón y maderas, en tanto que las exportaciones se centraron en vegetales, cemento, productos de limpieza y productos alimenticios.

 

Cámara Española de Comercio

Jean Agarrista, vicepresidente ejecutivo

“Sabemos que fuera de sol, playa, arqueología y entorno natural no se hace gran cosa, y entiendo que en industrias no contaminantes podríamos hacer un esfuerzo para impulsar opciones como el desarrollo de tecnologías, como ya se hace en Centroamérica, o la agricultura.

“Falta dar seguimiento a proyectos tanto por parte del gobierno como de la iniciativa privada, pues se han tenido que regresar recursos federales asignados a este tipo de proyectos porque no se utilizan. Hay organismos como el Banco Interamericano o el Mundial que ofrecen apoyos, y, con un seguimiento puntual, podríamos levantar parte de la economía que está parada o desaprovechada.

“El gobierno estatal está fallando, pero podría venir de la mano de la IP,  nos movemos en nuestros niveles y estaríamos encantados de mover el tema de forma más personal, ir directo. De lunes a viernes debemos ser más ejecutivos que políticos, el estado requiere gente ejecutiva, la grilla, la charla, la política la dejaremos para el café.

“La delegación de la Cámara de Comercio Española, que depende de la matriz en la Ciudad de México y tiene un registro de más de 300 socios, con actividades diversas, se fincó aquí por la presencia de capital español, estimada hasta en un 65%, y se vio como una perfecta plataforma para el estímulo de las relaciones comerciales entre ambos países.

“La mayoría de los agremiados tienen presencia en la entidad, pero también en el resto de la República y desde ahí se pueden captar perfectamente nuevas ideas, proyectos que permitan a Quintana Roo tener una evolución económica más activa.

“La coyuntura económica en España ha hecho que muchas empresas pequeñas y medianas nos contacten ante el interés de venir a constituir empresas mixtas y poder desarrollar la actividad  más o menos exitosa.

“Hay asentadas entre 15 y 20 en el ramo de equipamiento y la pequeña industria de transformación. Algunas pasan por nosotros, otras llegan de la mano de las que ya estaban aquí e insisto son muchas pequeñas y medianas empresas, y actualmente en la región hay cinco o seis, desde las de carpintería hasta agricultura, mantenimiento de áreas verdes, que desarrollan su actividad aquí.

En relación con el tema de infraestructura, “aunque hay avances como es el caso del aeropuerto de Cancún, se requiere potencializar en materia carretera y portuaria. En el caso del proyecto del tren esperamos que sea una realidad, pues daría una mejor imagen del transporte”.\

 

Cámara México-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA)

Sr. Johannes Hauser, director

“Alemania ocupa actualmente el quinto lugar, luego de Estados Unidos, China, Canadá  y Japón, en volumen de comercio exterior con México, y es el socio comercial más fuerte de la Unión Europea, con más del 30% del total del comercio con los países de la zona”.

“En 2012 Alemania importó a México productos y servicios por  8.8 mil millones de euros, mientras que la exportación fue de 4.3 mil millones. Según datos de la Secretaría de Economía (SE), de 1999 a 2012 el intercambio comercial bilateral entre México y Alemania se incrementó en un 153%. Desde 2011 hasta 2012 creció en un 17%.

“Hay unas mil 400 empresas con participación de capital alemán en México en los rubros de comercio, el sector de maquinaria, automotriz y farmacéutico, además de la industria aeroespacial, que es en la actualidad la industria alemana con más crecimiento en México. Algunos proyectos importantes se realizan en la región de Puebla y Tlaxcala, además de Querétaro.

“El Sureste mexicano es atractivo en cuanto al turismo y las relaciones comerciales que este sector conlleva en lo que son servicios. Además, para la industria alemana el sector turístico es muy atractivo para el tema de tecnología sustentable.

“Hay lazos comerciales entre empresas alemanas y el Caribe mexicano, aunque la inversión alemana en el Sureste de México es todavía escasa. Esto se debe a que logísticamente el gran mercado, Estados Unidos, queda retirado.

“Por el momento no hay planes para impulsar el intercambio comercial e industrial, específicamente en el Caribe mexicano. Hace falta mejorar la infraestructura de la región para conectarla con otras partes de México, así como con otros mercados de las Américas.

“Las relaciones entre México y Alemania ya están formalizadas a través de acuerdos internacionales y binacionales, el establecimiento de lazos comerciales entre estos países es sencillo. La operación de aduanas ha mejorado mucho en los últimos años, aunque hace falta optimizar la coordinación entre las instituciones gubernamentales involucradas en el comercio exterior. La cámara da consultoría a empresas alemanas que quieren entrar al mercado mexicano”.

 

Cámara Americana de Comercio (AmCham)

Peter Foyo, representante en la Península de Yucatán

“Con reciente incursión de la cámara en la zona, las actividades de la membresía de la representación penínsular tienen como objetivo contribuir al crecimiento turístico sustentable mediante el intercambio de mejores prácticas y el desarrollo de estrategias que influyan en la agenda local y nacional, además de formular propuestas que contribuyan al desarrollo sostenido de la industria.

“También fomentar el crecimiento y fortalecimiento del comercio exterior, a través del diálogo con los principales actores de los sectores público y privado, reconocidos por su liderazgo y por su capacidad para formular propuestas que favorezcan la competitividad de la región y desarrollar actividades para alcanzar una mayor capacidad de las empresas.

“Las relaciones comerciales de Estados Unidos con México alcanzan los 500 mil millones de dólares en comercio, ya sea en mercancía o en servicios, todos los años. Nuestro comercio se ha cuadruplicado desde la firma del TLC. Todos los días hay más de mil millones de dólares que van de un lado a otro de la frontera.

“De acuerdo con las cifras de la economista en jefe de AmCham, Dra. Deborah Riner, en 2012 las transacciones mexicanas a Estados Unidos representaron el 74.9% de las exportaciones totales en México, mientras que el 58.4% de las importaciones totales realizadas por México provinieron de Estados Unidos.

“La misión de AmCham es servir a sus socios influyendo en políticas públicas entre los dos países, promoviendo el comercio y la inversión, y fomentando un ambiente de negocios socialmente responsable. La tarea es trabajar de manera conjunta con el gobierno y el sector privado proponiendo acciones para atraer nueva inversión extranjera directa y retener la ya existente.

“Actualmente México se encuentra en un momento de reformas y cambios que generan grandes expectativas sobre el potencial del país. Por ello confiamos en que uno de los elementos para detonar el crecimiento económico y aumentar nuestra competitividad como sector industrial es la inserción exitosa de las micro, pequeñas y medianas empresas en los sectores estratégicos”.

Miguel Flores Alonso, Director de Desarrollo y Estrategia Empresarial Lomas Travel

“Hoy en día los empresarios mexicanos están abriendo las puertas a los extranjeros que están invirtiendo en tecnología de punta en modelos de negocio innovadores como energía sustentable e invernaderos hidropónicos, en este nuevo esquema de apertura.

“Para potencializar, más que aeropuertos yo creo que debemos reforzar las vías alternas de conexión, como carreteras, trenes, la vía marítima, puertos, y lo veo por el contacto que tengo con directores de puertos en España, que están interesados en hacer negocios con nosotros, pero hay ciertas limitaciones en  la ley, en infraestructura, que no nos permiten avanzar, por lo que la infraestructura es una asignatura pendiente para desarrollar negocios.

“En el tema de Quintana Roo hacia los ojos del mundo en generación de negocios, cuando se hablaba de temas tranviarios se veía todavía como extraño, y ahora está en boca de todos, es una realidad con el tren transpeninsular”.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*