Política de profesión

 

Alguien podrá cuestionar por una u otra razón a la nueva secretaria de Turismo Claudia Ruiz Massieu, pero lo que es un hecho es que nadie podrá negarle su bagaje  político. En su primera visita a Quintana Roo no dejó descubierto ningún sector, no descuidó ningún detalle, cubrió todos los ámbitos, estudió muy bien qué decir sobre cada tema.

Habló de tópicos candentes como el Home Port, el medio ambiente y el desarrollo, con ello destapando la caja de Pandora ante dos temas que se supone han frenado el desarrollo económico, uno por la sobre-regulación y otro por la oposición del sector económico de la entidad a un negocio que según ellos es competencia desleal y afecta a los principales inversionistas en el estado.

Su experiencia como legisladora y como abogada, amante de las leyes, deja claro una parte del discurso, explica que el objetivo consiste en eliminar la sobre-regulación, los trámites duplicados y la normativa confusa que genera incertidumbre, frena la inversión y el desarrollo de los centros turísticos de México.

Por otra parte, también prácticamente ratificó en el cargo en el Consejo de Promoción Turística de México a Rodolfo López Negrete, pero además dejando claro que siendo un “Consejo” deberá funcionar de forma independiente y no como lo venía haciendo en la gestión de Gloria Guevara. Aquí habrá que poner muy claras lar reglas para que no termine todo en una lucha de poderes, tal y como sucedió durante la gestión de Rodolfo Elizondo.

Quizá lo que se dejó un poco suelto fue el tema del Tianguis Turístico. Francamente pensé que se sabrían algunos detalles durante la gira de la secretaria, sobre todo cuando unos días antes de su llegada se confirmó que se presentaría al comité organizador, que será integrado por los gobiernos estatal, federal y la iniciativa privada.

Por cierto resulta paradójico que todos sepamos que el Cancún Center va a ser la sede del evento, y que en el recinto no tengan la invitación oficial para serlo. Eso sí, ya se ha anunciado que dicho espacio tendrá una “manita de gato”, se habla de una inversión de casi 16 millones de pesos para correcciones estéticas del lugar, como el cambio de alfombras y plafones, ya que de acuerdo a los directivos en los últimos años se ha realizado una gran inversión en tecnología, para prestar los servicios de primera a quienes los eligen para sus eventos y poder cumplir con todos los requerimientos de servicio.

Algo que sin duda se deberá resolver y que representa una gran inquietud es el hecho de que cuando se presentó el proyecto del tianguis turístico en Quintana Roo sugirieron dos sedes alternas: el Cancún Center y el Cancún Messe, mismo que hoy en día ha dejado de funcionar pues los grandes proyectos para ese recinto ferial no cuajaron y el negocio se vino abajo.

Hoy me pregunto, ¿cómo va a resolver la cuestión de espacio el comité organizador? Esta fue una de las cuestiones que se le criticaban al Centro de Convenciones de Acapulco, que tiene más metros cuadrados de exhibición además de un teatro (el Juan Ruiz de Alarcón), que sirve como auditorio cuando el área de exhibición está repleta.

Pero a mí francamente lo que más me preocupa no es el recinto en sí, que además estará ya con su nueva área, el hotel, funcionando al cien por ciento, lo que más me preocupa es el entorno del Cancún Center. Seguramente usted ya se ha dado cuenta del desastre que rodea a este centro de reunión.

Por un lado, justo al costado está el Party Center, que es una verdadera ruina. Después de sus años mozos en los que se rentaban todos los locales, hoy está semi abandonado y sólo funcionan los del primer piso, incluyendo el restaurante del dueño, Guillermo del Rosario, que ha manifestado más de una vez que el terreno en donde está Party Center está a la venta.

Por el otro lado esta Plaza Caracol, que no está en su mejor momento, así como Plaza Lagunas, Plaza Terramar y Maya Fair, que son una verdadera desgracia. Todavía recuerdo aquel esfuerzo que se hizo para rescatar la zona, que no tuvo apoyo, el “Corazone”. ¿Lo recuerda? Estaba complicada la ejecución. Pero lo que realmente mató el proyecto fueron los desacuerdos entre particulares. Sigo pensando que pudo ser una buena oportunidad para esta zona que cada día está peor, y que hoy parece un pueblo fantasma.

¿Si usted se pregunta por qué me preocupa esta zona en particular de cara al tianguis? Es fácil, habitualmente los asistentes buscan lugares cercanos para comer y distraerse, así que caminan en los alrededores. ¿Cuántos expertos en turismo de México y el mundo caerán en estos lugares, que hoy es una triste realidad de Cancún? Tal vez la peor de nuestras realidades.

De algo estoy seguro. Ese no es el Cancún, el Quintana Roo que queremos mostrarles, y francamente me parecería demasiado tarde para hacer algo de fondo, por lo que veo un problema al que seguramente se le tendrá que invertir por lo menos en un paliativo, que de plano “nos quite el dolor aunque no nos cure”.



Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>