Mundo Maya, juego de la lotería

Al paso de los años, el proyecto turístico Mundo Maya sigue barajando las cartas que le permitan, a través de atinados y certeros movimientos, hacer realidad el éxito del ambicioso plan regional 

A  20 años de la firma de la Declaración de Copán, en Tegucigalpa, a la que asistieron los entonces presidentes de México, Guatemala, Honduras, Belice y el Salvador para ratificar su compromiso de impulsar el proyecto turístico Mundo Maya, como estrategia de desarrollo regional, de promoción y preservación cultural, son al menos tres o cuatro los relanzamientos de la iniciativa que se pueden contar en dos décadas, con la intención de fortalecer las estrategias de cooperación y promoción.

Sin embargo, no son suficientes las buenas intenciones de quienes participan en el ambicioso programa, pues al paso de los años son al final las mismas necesidades y requerimientos los que marcan la pauta en el casi nulo avance del desarrollo de planes y políticas conjuntas que permitan finalmente su consolidación.

Son muchas las limitantes para un verdadero impulso, del que en su momento fue el más  novedoso y atractivo plan turístico regional: la falta de financiamiento o disponibilidad de crédito, infraestructura y oferta de alojamiento, conectividad aérea y terrestre, así como la integración de circuitos turísticos entre naciones, continuidad y falta de voluntad, no sólo política sino empresarial y social, para estar en condiciones de redondear la idea, que es y seguirá siendo, por naturaleza, una opción y oportunidad única en el mundo.

EL PARAGUAS 

El proyecto Mundo Maya dio inicio en 1988 con la primera Reunión Regional en la que participaron representantes de las cinco naciones mayas, organizaciones internacionales y la firma THR de Barcelona, en la que se definió el proyecto y estrategias de mercadotecnia.

Durante la junta los representantes insistieron en la necesidad de involucrar a las comunidades locales en el sector turistico, proteger el medio ambiente y salvaguardar el legado cultural y natural del área por medio de un desarrollo sostenible. También hicieron hincapié en que para lograr que el desarrollo sostenible tuviera éxito en el área se requería una cuidadosa planeación y cooperación conjunta entre las autoridades, la industria turística y la comunidad en general.

1990.- La moción para cambiar el nombre del proyecto de Ruta Maya a Mundo Maya fue aprobada con base en que “mundo” describe mejor la abundancia de atractivos que tiene la región. En el mismo año, en la cuarta Reunión Regional, en esta ocasión en la ciudad de Guatemala, el logotipo del Mundo Maya fue aceptado y se acordó utilizarlo en todo el material promocional destinado a mercados internacionales producido por diferentes países. Posteriormente las reuniones regionales dieron forma al “producto” Mundo Maya e involucraron al sector privado de las cinco naciones.

1991.- Se eligió a Guatemala, desde donde surgió la idea del proyecto, como sede de la Organización Mundo Maya; la tarea de sus representantes era coordinar las acciones de los cinco países y administrar la asistencia técnica dada por la Comunidad Económica Europea y un presupuesto de un millón de dólares.

1992.- Representantes de los cinco países firmaron un convenio para crear una comisión regional (los secretarios de Turismo de cada país del Mundo Maya), un consejo directivo (un representante del sector público y uno del sector privado de cada país) y una secretaría ejecutiva (representantes del sector privado de las comisiones empresariales del Mundo Maya de cada país), para así dar forma a la Organización Mundo Maya.

1993.- Los entonces presidentes de los países del Mundo Maya -Carlos Salinas de Gortari, de México; José Serrano Elías, de Guatemala; Alfredo Cristiani, de El Salvador; Rafael Leonardo Callejas, de Honduras, y el primer ministro de Belice, George Price- hicieron un recorrido por la región visitando los sitios arqueológicos de Palenque en México, Joya de Cerén en El Salvador, Altún-Há en Belice, Tikal en Guatemala y Copán en Honduras.

Al final del viaje firmaron la Declaración de Copán, en la que ratificaron su compromiso con el proyecto Mundo Maya y las políticas de estímulo de desarrollo regional. Posteriormente, en ese mismo año, se eligió a Honduras como país a cargo de la  secretaría ejecutiva del organismo, y las autoridades de Turismo de los diferentes países propiciaron un nuevo programa de trabajo que abarcó entrenamiento para el sector turístico, propuestas para un sistema regional de información, un manual de ventas y otras actividades promocionales.

El MÚSICO

De  1991 a 1993, la Secretaría de Turismo de México y los representantes del sector privado de los cinco estados mexicanos del Mundo Maya –Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Chiapas y Tabasco, que comprende un área de 241,784 km2- crearon un programa de Fondo Mixto que funcionó por medio de las contribuciones de los sectores federal, estatal y privado; el dinero recabado se destinó a la promoción del Mundo Maya en el extranjero y a la integración regional.

A iniciativa del fondo mixto se lanza una campaña publicitaria que operaban agencias de viajes, mayoristas y áreas seleccionadas del mercado en Europa, Norte, Centro y Sudamérica. Los interesados en el Mundo Maya podrían solicitar material promocional a todo color que hablaba de la región y los cinco estados mexicanos involucrados en las oficinas de la Secretaría de Turismo de México, los Estados Unidos de Norteamérica, Canadá y Europa.

El sector empresarial mexicano creó la Comisión Empresarial Mundo Maya, con el objetivo de reunir a los representantes del sector turístico en los cinco estados y a todos los interesados en el Proyecto Mundo Maya, coordinar el desarrollo de los productos turísticos que preserven el legado natural y cultural del área y facilitar la mercadotecnia de los productos turísticos del área en los mercados domésticos e internacionales, además de concientizar a las comunidades locales sobre la necesidad de preservar su legado y de los beneficios potenciales del turismo.

LOS OBJETIVOS

1.- El proyecto Mundo Maya surgió como un ejemplo de cooperación regional para unir esfuerzos y promover la región como una opción turística única de multidestino. Parte integral del programa es el desarrollo regional que se espera sea estimulado por un incremento en el turismo.

2.- Esto deberá traer como consecuencia el alza en el nivel de vida de los habitantes al crear fuentes de empleo en el área de construcción de infraestructura, y en la implementación de nuevos servicios turísticos. Otro aspecto del programa es la participación de los habitantes locales en un desarrollo ecológico sostenible, por ejemplo a través de los programas de conservación para los sitios arqueológicos y las áreas que los rodean.

3.- Las incontables atracciones turísticas del área reflejan la diversidad geográfica del Mundo Maya y su rica herencia cultural, pasada y moderna, para atraer viajeros en busca de aventura y atractivos naturales, zonas arqueológicas, gastronomía y tradiciones, entre otros.

EL CORAZÓN

Maru Acevedo,Subdirectora del Instituto Guatemalteco de Turismo

“Guatemala es un país que se posesiona como el corazón del Mundo Maya. Somos el país que tiene frontera con todas las naciones que integramos esta gran civilización maya. Contamos además con los sitios arqueológicos que son muy conocidos, como Tikal, Yaxchá, Ixché y El Mirador, entre más de mil, y es Guatemala la que potenciando la gran civilización y su posicionamiento geográfico empieza a promover hace dos décadas la creación de un circuito con los países hermanos.

“Coincido en que el principal reto que tenemos en el Mundo Maya es mejorar la conectividad en todos sentidos y la facilitación turística. Definitivamente sí hay que trabajar en ese tema, es parte del objetivo de participar en el Foro Nacional de Turismo para poder hacer esos acercamientos, esos contactos, y ver que es un problema común que compartimos, y que tenemos que buscarle alguna solución porque indudablemente el Mundo Maya es un producto turístico de mucho interés en mercados de larga distancia como lo es Europa, como lo es Asia; sin embargo, sí es una limitación todavía el poderse movilizar por los altos costos aéreos en Centroamérica.

“Actualmente Guatemala cuenta con vuelos hacia El Salvador y hacia Honduras, por el interés que existe por el sitio arqueológico hondureño de Copán, también la conectividad terrestre es muy buena. Particularmente con México tenemos una buena conectividad al DF, pero indudablemente nos hace falta mejorarla con otros destinos, como todos los estados que integran el Mundo Maya.

“Cancún sabemos que es una importante puerta de entrada para el turismo europeo, sudamericano, asiático, y hoy por hoy todavía no tenemos un vuelo que conecte Cancún con Flores, que están al lado. Tendríamos que viajar hasta el DF o hasta El Salvador para poder hacer una conexión. Es un reto sobre el cual tenemos que trabajar y buscar cómo mejorar esa conectividad. Aunque el turista lo está haciendo más por vía terrestre, especialmente lo que es la Riviera Maya y Guatemala. De hecho hay muchas personas que lo hacen por esa vía, porque les gusta el poder entrar en contacto con todos los lugares que se visitan en las rutas. Creo que la infraestructura podría estar mejor indudablemente, pero hoy por hoy se hace la ruta. Nosotros estamos trabajando en lo que corresponde a nuestra parte, para ver que las carreteras estén bien, y eso creo que es un esfuerzo de todos, pero indudablemente hace falta también buscar otros mecanismos de conectividad, como es la aérea, pensando en que las personas a veces no tienen todo el tiempo necesario para poder hacer las rutas por vía terrestre”.

“Pensamos que México es un destino que está muy consolidado, que tiene un posicionamiento muy fuerte en los principales mercados emisores, y creo que en ese sentido es muy importante que podamos fortalecer los nexos y ver que realmente somos destinos complementarios.; que en algún momento podemos presentar una oferta cultural más diversa y atraer a esos turistas que indudablemente han venido atraídos por la civilización maya, gente que estudia, que lee, y que quiere entrar en contacto con la cultura, con los sitios arqueológicos, pero también con la gente, con las costumbres y las tradiciones, y si bien compartimos ese legado maya, cada uno de nuestros países tiene ciertos aspectos que lo hacen único también.

“Definitivamente México tiene un liderazgo, es una de las potencias en turismo, y por eso nosotros estamos muy interesados en fortalecer esas relaciones comerciales entre nuestro propio sector privado, que se generen esas alianzas para que se puedan promover en  los mercados emisores. Porque los mercados de larga distancia cuando vienen a esta región quieren combinar el producto. Es como cuando nosotros vamos a Europa. Uno dice, si hice el viaje por lo menos visito dos países. Lo mismo pasa cuando ellos vienen hacia acá, quieren combinar. Entonces tenemos que buscar cómo darles una facilidad para que puedan llegar a nuestros países.

“Tenemos una organización, la Organización Mundo Maya, que tiene ya varios años de estar funcionando, pero tenemos que seguir trabajando en un multidestino y fortalecer toda esta promoción y todo este desarrollo de producto para que podamos presentarlo en los principales mercados emisores”.

EL SOL

Jaime Valenzuela, Pionero y promotor del Mundo Maya

“Me tocó ser parte de  la fundación del proyecto Mundo Maya, junto con Aerocaribe y Mexicana de Aviación, lo comenzamos a desarrollar y teníamos un papel importante en la conectividad. Trabajamos con los países centroamericanos, teníamos toda la cobertura. ¿Qué pasó? Se destruyó la conectividad que se dio hace 20 años, cuando las nuevas in versiones cambiaron el concepto de  Aerocaribe a Click y se redujo solo a vuelos radiales, y se terminó con todo lo que ya habíamos logrado. Esto se está renovando con las nuevas aerolíneas y se puede volver a hacer, es importante,  Aeroméxico tiene planes, y otras aerolíneas también, para incrementar la conectividad que ya tienen desde Cancún, aunque el punto es, ya llegué a la zona, ¿y luego qué? Ahí es donde el desarrollo del turismo está de la mano.

“El punto es cómo hacerlo. Hay gente experta, la cosa es contactarlos, hay empresarios que hacen esfuerzos, invierten dinero, transportistas, y hay que coordinarlos a todos para que haya una coincidencia; cada nuevo poder genera una nueva estructura con las piedras del anterior. Desde Aerocaribe me salí del cuadro y comenzamos a hacer nuevas rutas, hasta lograr la movilidad de un millón de pasajeros en la región.

“Tenemos que partir de un grupo vanguardista que haga las cosas, y una vez que uno o dos lo hacen todos los demás los siguen, porque tienen resultados, pero si son esfuerzos aislados no se alcanza la generación económica que se requiere para que perdure. México podría tener el liderazgo, lo ha hecho en algunas épocas, pero dentro de la estructura, donde todos los componentes se llevan bien, debe haber un hilo conector con los países, los empresarios, y así crear sinergias.

“Podríamos partir de algunos factores clave: generación de guías de calidad, que puedan  trasladarse de un lugar a otro, no solo de zonas arqueológica. El paraguas de todo esto es la calidad, porque es como una moda, se crea un producto de alta calidad y todos querrán entrar porque tiene éxito, y tiene éxito porque tiene calidad.

“En la parte de conectividad hay que apoyar al que ya está (aerolíneas que hacen un intento por unir la región), para establecer códigos compartidos que permitan una mayor cobertura, es clave para que todo mundo se pueda vender, esto una red equivalente al cuerpo humano, donde todas las venas y arterias nos llevan al funcionamiento del corazón. Establecer un manual de calidad de cada uno de los eslabones de la cadena, apoyos, coordinación entre gobiernos y empresarios, siempre cubriendo las reglas de calidad”.

LA MUERTE

Iñaki Garmendia,Dir. Noski Consultig Tours Responsable de Promoción Turística y Marketing en Eusko Jaurlaritza – Gobierno Vasco

“El Mundo Maya es una oferta única y singular a nivel universal. Y qué duda cabe que su componente patrimonial, sin dejar de ser lo que es, se tiene que convertir en oferta turística, que de hecho ya lo están haciendo. Es más, tienen ustedes tantos recursos en materia patrimonial que realmente no se puede ofertar absolutamente todo lo que hay, porque es tal la cantidad que simplemente han concentrado en ciertos puntos y ahí sólo lo han resaltado patrimonialmente hablando para que se convierta en oferta turística, y además es una oferta itinerante que facilita el eslabón entre todas ellas y se convierta en un argumento para conocer lo que es la Península de Yucatán. En el caso de ustedes, yo invitaría a que se entre en Guatemala, en Belice y Centroamérica…

“¿Por qué no concretar un circuito? Hay una cosa clara, los nacionalismos y los localismos. ¿Qué significa esto? Que realmente hablando, los intereses son comunes y se podría hacer. Lo que ocurre es que la mayor oferta reside en México, por una cuestión de dimensión y de cantidad. Por otro lado, las comunicaciones que facilitarían este hecho, que pudieran ser terrestres, no están garantizadas; volvemos a la seguridad, y eso hace que efectivamente haya desplazamientos por aire o si son por tierra no serían en la cantidad y calidad que se debiera. ¿Por qué? Porque siempre hay una interrogante: ¿Qué me puede pasar? Y ante eso hay una oferta más o menos acastillada o encerrada, como pueden ser estos grandes resorts, que están orientados a garantizar seguridad en ciertos espacios. Esto es debido a que el clima social existente tanto en México como en Guatemala, en El Salvador y en Honduras a veces deja bastante que desear, y eso hace que efectivamente la actividad turística se vea condicionada y disminuida.

“¿Realmente el Mundo Maya tiene la infraestructura carretera? Todo es sustancialmente mejorable, todo se puede mejorar, pero en el fondo yo creo que sí. Sin embargo, insisto, yo creo que en el fondo no es una cuestión de infraestructura. Sé que el clima social negativo que existe, ese gran nubarrón que hace que se condicione en un momento determinado todo lo que está más o menos programado o lo que se programa esté condicionado por ese clima social negativo, aunque no lo hagamos, no digamos o no lo recordemos que lo estamos haciendo así. Pero realmente nos está condicionando. Eso qué hace. Que el país, México, se encoja… No es la dimensión que tiene, sino que debido a la violencia y la inseguridad el país se encoge.

“Lamentablemente, el sistema de producción turística está injustamente condicionada por la violencia y la inseguridad, más que cualquier otro sistema de producción. Estamos vendiendo ocio, recreación, tiempo libre, hedonismo, y cualquier aspecto que pueda condicionar todo esto realmente hace que la producción turística se deteriore y descienda”…

EL MUNDO

Adolfo Favieres, Exvicepresidente Occidental Hotels

“A mí me parece un producto muy atractivo el Mundo Maya, pero es un proyecto para países ricos, y de los cinco países que tienen que integrarlo, los otros cuatro que no son México no son precisamente países ricos. Quiero decir con esto que si de verdad se pretende lanzar un producto llamado Mundo Maya harán falta  inversiones muy cuantiosas, y el problema será de dónde sale el dinero para ello, y a los socios en este proyecto, estos otros cuatro países, también habría que hacerles esa pregunta. Segundo. Veo que puede tener problemas de coordinación. Por una parte, la coordinación entre los estados mexicanos que forman parte del acervo de la herencia maya, y también entre México y los otros cuatro países. Y en ese sentido,  a mí no me extraña lo que escuché, que esto es una idea que se lanzó hace 20 años y que no ha avanzado casi nada, y es que insisto es un proyecto complejo, pero creo que el reto merece la pena afrontarlo, y me parece que va a costar sangre, sudor y lágrimas, pero espero que no sean muchas.

“Ahora, la conectividad es importante, pero lo que está detrás de la conectividad es que el turismo nació como una actividad itinerante. Así que tampoco conviene sacralizar la idea de la conectividad, como si ese fuera un tema enormemente complejo. No lo es. Apliquémosla. Es decir, la idea del Mundo Maya, de la conectividad, va a requerir infraestructuras. En el otro caso, va a requerir masa crítica, pero yo creo que no es un concepto tan difícil de aplicar, porque basta que tengan las ideas claras para poder hacerlo y se podría hacer… y tomar como ejemplo otros destinos, otros países, y no es por mencionar el mío propio, donde la conectividad está puesta en las manos del que quiera asumirla. En España, que es un país 20% de lo que es México, hay 48 aeropuertos operativos. Quiero decir, el gobierno tiene que facilitar la infraestructura y el empresario privado tiene que hacerla. Pero que no nos asuste la conectividad, no es un tema tan enormemente complicado. Este tema del turismo no es más que la suma de la gestión del turismo. En mi juicio no hay más que dos conceptos, uno es sentido común y otro es tenacidad. Si tienes sentido común y tenacidad sacas adelante los temas”.

LA MANO

Enrique de la Madrid, Director General de Bancomext

“La participación de Bancomext en el proyecto Mundo Maya está enfocada en proyectos específicos y casos concretos de los diferentes estados que forman parte de ese producto. Ya estamos financiando hoteles en Yucatán, en Campeche estamos financiando el proyecto Aak Bal, de Champotón. Si hay que financiar una marina, un club de golf, un restaurante dentro de esa oferta particular, Bancomext estará analizando los proyectos y su viabilidad para contribuir a engrosarlo.

“De hecho, fuimos parte de una comitiva que en su momento encabezó el canciller mexicano Juan Antonio Meade, para establecer una serie de reuniones con autoridades y empresarios chinos para atraer inversión en infraestructura al país, como también el secretario de Comunicaciones y Transportes, y la secretaria de Turismo.

“Y en este sentido, y en caso concreto de Mundo Maya, pensamos que los chinos pudieran ser de los jugadores importantes en la parte del tren transpeninsular, o bien en el de México-Querétaro, o México Toluca. Estamos cerca de darle paso a esas inversiones para justamente precisar en dónde, cómo y con qué monto participará Bancomext. Estamos claros que como banca de desarrollo estaremos facilitando la llegada de inversión extranjera y nacional”.

LA ROSA

Vania Kelleher, Secretaria de Turismo de Campeche

“Somos parte del Mundo Maya. Si bien Campeche está en el centro, geográficamente es el corazón del Mundo Maya, si nos ponemos a revisar los estados de la República y también los países que convergen y que conforman esta gran experiencia, Este proyecto que  ha sonado mucho está vivo gracias a que todavía existe en la mayoría de los estados de la región y que los gobiernos, tanto los que nos antecedieron como los actuales, no lo han dejado morir y lo preservan. Yo estoy convencida de que es un excelente producto, que es una gran oportunidad para México y para estos cinco estados de la República, el poder ponernos de acuerdo y dar a conocer como un solo producto lo que es Mundo Maya. “Quiero que sepas que no es de manera aislada, se han estado fortaleciendo cada día más las políticas públicas en materia de turismo. En el Foro de Turismo estuvieron presentes cuatro de los cinco gobernadores hablando del tema en específico del Mundo Maya con la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, y creo que no se había visto en muchos años. Esta es una gran oportunidad. Es cuestión nada más de que nos pongamos de acuerdo. Los secretarios lo hemos venido haciendo a lo largo de este año. Tenemos que ir muy de la mano… Creo que en este siglo XXI tenemos que romper barreras, no solamente geográficamente. Campeche tiene mucho que ofrecer con 16 sitios arqueológicos abiertos al público, además de 300 sitios debidamente registrados, pero no explorados. Sin embargo, un tema prioritario para Campeche es la conectividad, pues no tenemos ni un vuelo directo a Cancún”.

EL GALLO

Óscar Espinoza, Exsecretario de Turismo

“Yo creo que ha faltado por un lado voluntad política y por otro lado conciencia de la falta que hace. Yo creo que el país siguió desarrollando su turismo sobre destinos tradicionales,  sol y playa, y no había caído el veinte de lo importante que era tener un producto como el Mundo Maya. Ahora se va a desarrollar porque ya cayó el 20 de eso.

“Si me preguntas qué es lo que hace falta, te diría que es por ejemplo conectividad, fundamentalmente conectividad. Ahora, por qué no funciona todavía la conectividad y  por qué no se han tomado decisiones, es diferente, pero lo que hace falta es conectividad. Con conectividad se resuelve buena parte del problema. No todo, porque también haría falta, por ejemplo, mayor información para la gente, una señalética mucho más sofisticada, ciertos servicios, no solamente de emergencia sino de asistencia al turista a lo largo de su recorrido por la península, que es muy despoblada, ofrece riesgos diferentes, entonces hay que preverlos, y no lo tienen todavía. Yo creo que hay que trabajar en ello.

“El Proyecto Gran Península me encanta. La verdad no le pongo ningún pero, quizá yo diría que ese esfuerzo que puede hacer una persona como Miguel Quintana y todo el equipo al que él convoca, que somos muchas personas, sería mejor que no distrajera los esfuerzos del Mundo Maya. Encontrar la manera de que un proyecto se vincule con el otro. Que la península sea vista efectivamente como tres estados, que lo son, pero ojalá que no distraiga eso de ver el concepto del Mundo Maya, que incluye otros dos estados que son importantes”

EL VALIENTE

Miguel Quintana Pali, Pte. Grupo Experiencias Xcaret

“En el Foro Turístico de Quintana Roo, hace exactamente un año, hice una propuesta a invitación de Fernando Martí, y viendo la riqueza natural que tiene nuestro país, que es millonario en recursos naturales y culturales, propuse que se desarrolle el turismo por regiones, y hacer el primer modelo regional exactamente aquí en la Península de Yucatán, creando la Gran Península Maya, invitando a los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo en una primera fase y posteriormente a Chiapas y Tabasco a desarrollarnos  como un solo destino.

“¿Cómo se logra eso? Número uno, convenciendo a las autoridades, a los tres gobernadores, a los tres secretarios de Turismo, a los tres secretarios de Cultura, a los tres directores de SCT regionales, a Sectur federal, a que le apuesten a que juntos podemos crear sinergias, usar todos nuestros esfuerzos, todos nuestros presupuestos en un solo proyecto enriquecido, que es la península. Digo enriquecido porque tenemos la suma de los atractivos turísticos de los tres estados, tenemos las haciendas, los cenotes, ciudades coloniales… además de sitios arqueológicos.

“Desde luego hay que desarrollar más conectividad, comenzando por aeropuertos, carreteras. Pero sabemos de antemano que la principal puerta a la península seguirá siendo Quintana Roo. Tenemos que conectar a Cancún y la Riviera Maya perfectamente bien con el resto de la península.

“Sabemos exactamente dónde estamos parados. Y te digo que estamos parados exactamente en el momento en que tienen que tomar la decisión en torno a si le entran o no, si le invierten o no,  si hacemos una primera ruta modelo. Y eso es lo que tiene que suceder a partir de hoy ”.

 



 

 

 

 

 

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>