México competitivo, ¿y sustentable?

El Foro Económico Mundial publicó el mes pasado lo que para los estudiosos del turismo es uno de los documentos más esperados: el Travel and Tourism Competitiveness Report, una herramienta que mide la competitividad turística de los países (en esta edición 136) en función de cuatro subíndices, 14 pilares y 139 indicadores.

Ambiente para los negocios, política turística, infraestructura, recursos naturales y culturales son analizados por expertos nacionales e internacionales para determinar, con una base metodológica muy sólida, quién es quién a nivel global en turismo; no solo en el tema de llegadas de turistas y divisas, como tradicionalmente lo pensamos, sino con un enfoque mucho más integral. Los tres países más competitivos del mundo, con base en datos de este reporte 2017, son España, Francia y Alemania, cuyas posiciones se mantuvieron en relación con el reporte de 2015 dentro del Top 10; destaca Japón, que subió cinco posiciones para colocarse en el cuarto lugar y Suiza, que cayó cuatro posiciones para irse al lugar diez.

Y en México, ¿cómo estamos? Este año nuestro país se coloca en el lugar número 22 en materia de competitividad turística, subiendo ocho posiciones en relación con 2015, lo que representa un buen indicador, y es el tercer país mejor colocado en América después de Estados Unidos (lugar seis) y Canadá (lugar nueve).

Los indicadores mejor calificados en nuestro país son, en orden: la presencia de arrendadoras de autos en México (lugar 1 global), el número de sitios Patrimonio de la Humanidad culturales (lugar seis) y el número de sitios Patrimonio de la Humanidad naturales (lugar ocho).

Y los indicadores peor calificados son el número de especies amenazadas (lugar 133 de 136) y costos relacionados con el crimen y la violencia y la confianza en los servicios policiacos (con el deshonroso lugar 128 en ambos).

Y si lo vemos más integrado, de los 14 pilares que mide el índice, el peor calificado por varios años consecutivos es el que llaman sustentabilidad ambiental, estando en el sitio 116 de 136 países. Interesante, ¿cierto? De acuerdo con el reporte, México tiene retos en materia de una adecuada legislación, pero también de su cumplimiento, en la sustentabilidad en la industria, en las concentraciones de emisiones de CO2, estrés del agua, porcentaje de cobertura de bosques y selvas, tratamiento de agua y presión en recursos pesqueros.

¿Y en verdad que estamos tan mal como dice el reporte? Mi percepción es que no.

Es cierto que tenemos recursos impresionantes y en general poca capacidad de gestionarlos, pero creo que en los últimos tres años sí hemos avanzado en el tema de sustentabilidad, se han firmado acuerdos, mejorado legislaciones y hemos evolucionado poco a poco. Creo que lo interesante será transformar estas acciones en indicadores reales que nos permitan, en el siguiente reporte, no solo subir posiciones sino mejorar en estos indicadores que son estratégicos, y que llevan años mal calificados.

Aún hay mucho trabajo por hacer en este tema.

 

*Director general de Sustentur, con más de 15 años de experiencia en el diseño de estrategias de turismo sustentable para destinos, empresas y organizaciones en México y Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*