Latinoamérica y el Caribe avanzan en materia de transporte aéreo.

Las proyecciones para las próximas dos décadas indican que el crecimiento de tráfico aéreo en Latinoamérica y el Caribe se mantendrán en posición de liderazgo a nivel global, a un ritmo de casi 7%, a la par de China, en comparación con la tasa de crecimiento de 5% que reporta actualmente el tráfico global.

Roberto Kriete, quién se desempeñó hasta ayer como presidente de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), reconoció que la industria sigue avanzando, lo que ejemplificó con los 190 millones de pasajeros que transportaron las líneas aéreas de la región en el 2012.

“El crecimiento de Latinoamérica y el Caribe continúa superando el ritmo de crecimiento global.  En el 2012 nuestra región creció más de 60% en comparación con el crecimiento de tráfico global”.

Al participar en Cancún en el décimo Foro de Líderes de ALTA, el directivo aseguró que la industria de la aviación en la región pasa por un buen momento, incluso “estamos en el tope de la ola”, pero el reto ahora es mantenernos ahí, “nuestro deber como líderes de la industria es pautar la dirección que mantendremos.

Destacó que una señal de la evolución del sector es el crecimiento de aerolíneas de bajo costo cuya participación de mercado es mayor al 60% en México y Brasil, los dos más grandes de la región.

En el evento que reúne en el hotel Iberostar Cancún a unos 600 representantes del sector público y privado, apuntó que el ambiente económico de los mercados regional evoluciona de tal manera que se crean oportunidades, que a su vez alimentan el ciclo de crecimiento para las economías de los países que la integran y la demanda del transporte aéreo.

El refortalecimiento de los mercados domésticos y el nuevo poder adquisitivo de una clase media en crecimiento, se traduce en un mayor potencial de oportunidades económicas para la industria. El crecimiento de los países es tangible, como evidencian el tráfico de Brasil, México, Colombia, Perú y Chile, explicó.

Indicó que “llevamos cinco años sin un accidente fatal para las aerolíneas ALTA, lo que demuestra que nuestros esfuerzos por promover mejoras en seguridad operacional tienen resultados. En contraste, las aerolíneas no certificadas por IOSA exhiben una tasa de accidentes del 3.1 por cada millón de sectores”.

Roberto Kriete habló de la cercana colaboración con IATA para levantar y  compartir información para prevenir incidentes de riesgo.  “Hoy tengo el placer de informarles que ya tenemos aproximadamente el 85%de todos los vuelos de la región compartiendo información que nos permitirá identificar áreas de riesgo y gestionar la mitigación de las mismas”.

Como parte de compromiso de la agrupación para contribuir como industria, destacó que en el año 2000 la edad promedio de las aeronaves era de 14.8 años, y hoy en día las aerolíneas miembros de ALTA, tienen aviones con una edad promedio de 8 años, por debajo de USA (13.3 años) y Europa (10.4 años).

Concluyó que otra señal de compromiso de las aerolíneas miembros de ALTA es la inversión de 55 mil millones de dólares en los últimos 4 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*