Hasta la cúspide

El grupo español Sirenis, con más de 25 años de experiencia en el sector turístico, apuesta desde la Riviera Maya a un segmento Premium con un hotel de gran turismo

La experiencia de más de 25 años en el sector turístico del grupo español Sirenis le permitió seguir la corriente hotelera desde Ibiza hasta el Caribe mexicano, donde estableció su predio más importante dentro de su apuesta destinada al segmento Premium.

La empresa familiar que iniciara a finales de los años 60 Abel Matutes Tur, reposa ahora en manos de sus hijos.

Con Pedro Matutes Barceló en el área operativa y Abel Matutes Barceló al frente del área comercial, Sirenis se internacionaliza con un primer predio en República Dominicana, pero es en la Riviera Maya donde aterriza una millonaria inversión para lograr una apuesta personalizada desde la visión misma del concepto arquitectónico, inspirado en la cosmogonía maya, y con el objetivo de ser la cúspide de las aspiraciones vacacionales de sus clientes.

DESDE IBIZA   

“El grupo nace en Ibiza a finales de los años 60. A principios de los 70s empieza a tener participación en hoteles de diferentes zonas de las Islas Baleares; para entonces la presencia hotelera era bastante dispersa. Estamos hablando de una zona turística que se desarrolló entre finales de los 60s y principios de los 70s; donde lo difícil era tener muchos hoteles de alta categoría… era muy habitual la hostelería de dos y tres estrellas. Nosotros estuvimos haciendo todo un plan estratégico que nos llevó a tener un porcentaje muy elevado de la oferta en cuatro estrellas, que hoy en día mantenemos en su mayoría. Actualmente  en Ibiza tenemos ocho hoteles que suman unos dos mil cuartos, de los cuales aproximadamente el 80% son cuatro estrellas y el resto de tres estrellas, en el segmento tradicional vacacional de costa, básicamente familiar, aunque en algunos hoteles tenemos un mix mucho más variado”, comenta Pedro Matutes Barceló.

INTERNACIONALIZACION

“Tras una experiencia de gestión en Málaga durante varios años, que después abandonamos, decidimos dedicar todos nuestros recursos y esfuerzos a internacionalizarnos. Las primeras compras de terrenos fueron en República Dominicana en el año ´89. La adquisición fue complicada porque no es lo mismo comprar una gran finca que ir comprando trozos y armarla en base a eso.  Eso nos llevó mucho tiempo, y hasta finales de los 90s empezamos la construcción de nuestro complejo en Dominicana, que se compone básicamente de dos hoteles, con 816 cuartos, uno bajo la marca Sirenis; esa fue nuestra primera experiencia hasta que empezamos en México”.

SALTO CARIBEÑO A MEXICO

“Era un salto natural. México era un mercado tremendamente atractivo; pensábamos que una compañía hotelera que deseara estar presente en la zona Caribe y sobre todo ofrecer un portafolio importante a los tour operadores debía tener presencia en el país… Yo había estado en México prácticamente de paso, y nunca pensé que acabaríamos aquí, pero la vida da muchas vueltas. Iniciamos el proceso de prospección entre 2003 y 2004 con las primeras visitas, y acabó todo ello con la compra del terreno en la Riviera Maya e iniciamos enseguida el proyecto del hotel”, expone Pedro Matutes.

EL RETO DE SER DIFERENTES 

“En su momento el proyecto fue un reto porque se hicieron los dos hoteles a la vez en un periodo muy corto, prácticamente 18 meses, con un sistema muy medido de trabajo, pero lo que más nos interesaba era hacer un producto muy diferenciado respecto a lo que se hacía en la zona. Queríamos huir de la típica obra de imitación, semi colonial, de los colores pastel, de las tejitas y los arquitos. Queríamos hacer algo inspirado en la arquitectura maya pero no pretendiendo imitar, sino simplemente tomar una inspiración. Cuando vamos a un sitio nos gusta participar con gente del lugar. Yo creo que hay que estar muy en el país donde uno va, entenderlo bien, empaparse bien y desde luego no venir con una mentalidad de que me traigo todo de fuera porque es mejor, por eso decidimos escuchar el planteamiento de un arquitecto de Mérida llamado Alejandro Medina.

“A diferencia de nuestro primer hotel en República Dominicana, donde teníamos una perspectiva mucho más estándar, aquí en la Riviera Maya lo que buscamos es una diferenciación y yo creo que la arquitectura es una de ellas, porque genera un elemento permanente muy visible, y nosotros buscamos una cosa mucho más simple, mucho más pura, de manera que para la gente el estar en este hotel no sea lo mismo que estar en el de al lado. Eso es lo que buscamos, esa experiencia. Siempre en la medida de lo posible uno tiene que intentar diferenciarse hasta de uno mismo”.

APUESTA PREMIUM

“De todo nuestro portafolio de productos, Sirenis Riviera Maya es el mejor. En este hotel tenemos una gran variedad de clientes, porque lo que intentamos en la medida de lo posible es poder generar diferentes situaciones de gasto y de acceso a las vacaciones.

“Tanto en República Dominicana como en México tenemos, por ejemplo, club vacacional, que es una actividad que empezamos hace cuatro años y que además ha sido tremendamente exitosa, y que de alguna manera determina para diferentes tipologías de clientes una escalera que les permite ir subiendo en sus aspiraciones. Por ejemplo, en el hotel de la Riviera Maya tenemos una habitación que está en la cúspide de esa escalera y es un bien aspiracional, pero hay otras mucho más sencillas que permiten el acceso a esas vacaciones digamos Premium a gente con bolsillos mucho más modestos, con la idea de no situarnos sólo en un tipo de huésped, porque con un hotel de mil habitaciones no puedes hacer eso”, expone.

EXPERIENCIAS SIRENIS

“En nuestro hotel intentamos ofrecer, a un precio razonable, una experiencia vacacional muy positiva, muy relajada, muy cómoda, muy correcta. Para ello tenemos un spa, que es uno de los puntos fuertes del proyecto, en un área muy grande, probablemente el más tecnificado que existe en esta área, en el que invertimos muchísimo dinero, tanto en su arquitectura, que también está en sintonía con la del hotel, como en maquinaria. Nosotros hemos querido hacer una cosa totalmente diferente, muy visible, en un área muy tranquila del predio, para de alguna manera generar esa experiencia positiva. La verdad es que es un elemento diferencial importante aquí.

“También tenemos 10 restaurantes de especialidades. Intentamos generar experiencias diferenciadas, creamos menú de degustación, por ejemplo, para los socios en el club vacacional, intentamos de alguna manera mantenernos al día, con variedad gastronómica temática cada noche, para que el cliente no se aburra. Siempre vamos a intentar sorprender”.

MERCADO HETEROGENEO

“Principalmente nuestro mercado es el europeo; tenemos británicos, españoles, aunque no tantos, empezamos a recibir rusos, en general en el área del Caribe, más en Dominicana que aquí.  Los mercados que están creciendo mucho son los del resto de Latinoamérica, como brasileños, chilenos, argentinos, que aunque tienen sus problemas relacionados con los pagos financieros existe una tendencia cada vez más alta hacia los viajes. Es un mercado que hace años se consideraba, por parte de muchos gestores comerciales, como un poco marginales y ahora se están convirtiendo en clientes importantes”, indica Matutes Barceló.

CLUB VACACIONAL INCLUIDO

“Hace cuatro años que iniciamos con este producto, al que no vemos tanto como una cuestión económica de generación de caja, que lo es por supuesto, sino como una forma de generar una dinámica muy positiva con nuestros clientes y una especie de tour operador interno… Nuestro club vacacional no está basado en ventas agresivas sino en satisfacción de clientes; tenemos una política muy abierta en cuanto a que cuando alguien no está contento se procede a las devoluciones. En ese sentido somos muy abiertos, pretendemos hacer una cosa muy honesta. En este momento en el complejo de Riviera Maya tenemos unas 60 unidades, con una proyección importante de crecimiento para este mismo año. Lo tenemos funcionando en República Dominicana y a futuro esperamos que también en Costa Rica”.

MAS PARA Q.ROO

“En el estado de Quintana Roo tenemos más proyectos. Contamos aún con reserva de suelo para hacer algún producto hotelero en este mismo terreno. Actualmente lo estamos pensando muy bien. Queremos que el siguiente paso sea un producto muy especial, un tercer hotel aquí con unas características muy particulares. No tenemos fecha de inicio porque aún estamos en una fase de diseño y sus modificaciones, pero no creo que vaya a tardar mucho. Aún no pensamos tener presencia en otros destinos de México porque no somos partidarios de la expansión por la expansión. Somos un grupo familiar, tenemos nuestros riesgos y nuestra inversión bien medidos, vamos actuando y creciendo; cuando tenemos un pie muy firme damos el siguiente paso”, señala.

CARIBE MEXICANO, UNICO

“A mí me encanta el Caribe mexicano, y lo digo con toda claridad. Creo que es el destino turístico perfecto. Por una parte tenemos una hostelería de muy alto nivel en toda la zona de Riviera Maya y Cancún, luego una naturaleza impresionante que tiene potencialidad aún para crear productos turísticos ligados a la naturaleza, y una historia y recursos arqueológicos también increíbles. Es muy difícil encontrar todo eso a la vez en un solo producto turístico”.

APRENDIZAJE AMBIENTAL

“En lo personal me gusta mucho el ver cómo en México se hacen las cosas de forma diferente a como uno estaba acostumbrado, y creo que además es un mérito. He aprendido muchas cosas en Quintana Roo en el tema ambiental. Por ejemplo, en España cuando uno tiene una licencia la tiene en términos absolutos, se construye y se acabó, la autoridad ambiental no va a interactuar a menos que se pretenda hacer una barbaridad. A mí me sorprende el hecho de que aquí se obtienen las licencias en función de un tipo de operación, de un modo de operación, y hay que respetarlo. Eso me parece mucho más inteligente de lo que hacemos muchas veces en España. Durante la construcción del hotel Sirenis en la Riviera Maya meramente tuvimos las situaciones habituales que pueden existir cuando se hace un proyecto de este tipo; el proceso de análisis de cómo se deben de hacer las cosas, de a veces interactuar con las administraciones, de encontrar fórmulas legales de hacer una cosa o hacer otra, pero no más que eso. Nosotros además somos conscientes de que el factor natural es muy importante. Incluso en algún momento modificamos sobre la marcha el diseño de alguna parte. Por eso hemos intentado en la medida de lo posible mantener esas grandes manchas de selva original. Si uno mira el proyecto se da cuenta de que no se ha hecho lo habitual, de construir y luego jardinar de una manera  artificial. Aquí no. Hay mucha fauna que se mueve dentro del complejo y estamos muy contentos de ello”.

EMBAJADORES DE MEXICO

“México se ve como un país que está en crecimiento… No hace mucho tuvimos la ocasión de departir con el embajador de México en España y un grupo de empresarios, y la visión que tenían todos los empresarios españoles era que México es un país que está en franco crecimiento, con sus problemas pero que se ve que va evolucionando muy positivamente. Por supuesto que hay que atender determinados inconvenientes que existen y que muchas veces impactan en la imagen internacional, yo creo que eso es evidente. Pero en todo caso los hoteleros españoles y no españoles que estamos aquí, al final nos hemos convertido en embajadores de México, y eso me gusta porque cuando uno invierte en un país que no es el suyo automáticamente tiene que convertirse en embajador de ese país, porque para empezar tiene que llenar su hotel y por tanto tienes que vender sus cualidades, pero  en el caso de México, y de la Riviera en particular, yo creo que las cualidades hablan por sí solas. Es un producto que funciona muy bien, y de lo que se trata es de cuidarlo”, expresa Matutes Barceló.

PROMOCION PARAGUAS

“Lo ideal para México es una promoción que tiene que conjugar una marca paraguas, es decir, la marca del país con diferentes destinos, y eso no siempre es fácil, porque cada uno de ellos tiene sus características. En nuestro caso venimos de un país que en este momento está muy descentralizado en la promoción turística; hay una agencia central, que es TurEspaña, encargada de la imagen global de país, pero luego cada comunidad autónoma, y son 17 dentro de España, tiene sus competencias en promoción turística diferenciada. En ese aspecto lo importante de un plan nacional es la capacidad de coordinación, y México es una marca paraguas potente, que transmite valores aplicables a cada uno de ellos. Yo creo que eso es importante, pero a juzgar por  la presencia de México en ferias internacionales me parece que es bastante notable y bien enfocada en lo general”.

HOME PORT, CUESTION DE CONECTIVIDAD

“Todas las iniciativas son buenas o malas, normalmente no en función de la misma sino en función de su localización y cómo se arbitre. La experiencia que yo tengo con turismo de cruceros es que contribuye a dinamizar las zonas donde se radica, y si además se consigue generar una infraestructura que crea conectividad eso es importantísimo, la conectividad es tanto para los cruceros como para un turista que en un momento determinado quiera venir de Londres o de Madrid para iniciar desde aquí un crucero o no. Parte de ese avión, y por tanto de esa conectividad, será dedicada a ese inicio de un crucero, pero probablemente una parte sea para turismo hotelero”.

AEROPUERTO DE LA RIVIERA MAYA

“Un aeropuerto ayudaría a detonar muchísimo el destino en esta zona, aparte de que daría más seguridad en momentos como cuando viene un huracán y se necesita evacuar a muchísima gente. Además creo que sería bueno que además no estuviese exactamente el mismo operador, de manera que se generase una competencia. Al final, un aeropuerto lo que genera es conectividad, y es lo que busca una zona con una vocación tan turística y residencial-turística como esta”.

SIGNOS DE CONFIANZA

“La apertura al exterior es importante, evidentemente, porque cualquier extranjero que viene  y quiere adquirir un predio tiene que cumplir la ley local, como es lógico, eso pasa en todos los lugares del mundo. La posibilidad de que un extranjero adquiera tierras sin intermediarios creo que es un signo de confianza de México hacia el extranjero y del extranjero hacia México. Yo vengo de un país en el que a fin de cuentas esas adquisiciones son absolutamente libres; no lo fueron tanto en el pasado pero ahora lo son, no generan ningún problema, atraen comunidades, atraen conectividad, y eso es importante”.

COMO SER MAS COMPETITIVOS

“México es ya una potencia en la geografía turística mundial, pero creo que tiene que trabajar mucho en imagen. Se está trasladando esa imagen de violencia, de los aspectos más negativos, y creo que lo que hay que hacer es informar que en las zonas turísticas un visitante está perfectamente seguro y que se tiene un país tremendamente rico a todos los niveles, porque yo como hotelero trabajo mucho en el segmento de sol y playa, pero realmente México tiene una riqueza impresionante, y eso es lo que hay que saber trasladar, y no quedarse sólo en la superficie”.

ALL INCLUSIVE, POLEMICO AQUI Y ALLA

 “No hay duda que es un tema polémico, en España incluso mucho más que en el Caribe. En España siempre se dice: esto es una cosa más propia de zonas donde el turista no tiene adónde ir, y hasta cierto punto pueden tener razón, si nos referimos a las zonas donde haya fallas de seguridad importantes. Pero hoy en día el All Inclusive es una fórmula vacacional que se está convirtiendo en un estándar mundial, y sobre todo a nivel del público familiar, porque  además es una forma de saber cuál es el costo de sus vacaciones, y cuando uno está en un contexto mundial como el que hay ahora, la gente quiere saber cuánto exactamente van a costar sus vacaciones”.

EL RUMBO DE LA HOTELERIA

“La hotelería mundial en buena parte se está dirigiendo a generar conceptos más diferenciados, a ser mucho más dueños de la comercialización, a trabajar mejor la relación con el cliente, en eso la gestión de redes sociales cada vez va a tomar más importancia en relación a cosas que tradicionalmente como hotelero te preocupaba mucho más. A lo mejor en nuestro caso, viniendo de la hostelería de costa española uno tiene mucho más la preocupación de los costes, al principio parece que esto era el gran paradigma. Ese paradigma se ha superado y ahora vemos también cómo generas experiencias emocionales de relación con el cliente, al preguntarte qué más o qué podrías hacer que sea coste efectivo, y que ese cliente tenga una experiencia que realmente le marque huella y le dé ganas de volver contigo… al final estamos en el mejor negocio del mundo. Yo siempre digo que la hostelería es el mejor negocio del mundo porque se trata a fin de cuentas de hacer felices a personas que normalmente es en sus vacaciones cuando pueden ser  especialmente felices. Entonces debemos potenciar eso”.

COSTA RICA, EL PROXIMO PUERTO

“Como parte de nuestro proyecto de expansión, hace cuatro años adquirimos dos millones y medio de metros en Costa Rica, en el área de Guanacaste, pegado al Four Seassons, también para hacer un desarrollo. Nuestra idea es hacer un complejo diferente al de México, en el sentido de que Costa Rica es un mercado que admite hoteles en general más reducidos. Esperamos que con el tiempo evidentemente podamos integrar el club vacacional y al final generar una sinergia dentro del grupo. Al ser un grupo familiar nos gusta ir al pasito”, finaliza Pedro Matutes Barceló.

 




Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>