Escudería Premium

Un país productor fuerte debe tener un mercado local fuerte, y México lo es en el sector de la industria automotriz, no sólo como productor -el octavo del mundo, con una producción anual de +-2.8 millones de unidades-, sino también como consumidor, al registrar ventas anuales de alrededor de 930 mil vehículos.

Su impacto en la economía del país es determinante. Genera el 3.6% del PIB, representa el 14% de la industria manufacturera global, capta 30 mil millones de dólares en ingresos, percibe el seis por ciento de la inversión extranjera directa y genera 500 mil fuentes de empleo.

Su colocación dentro del top ten de productores mundiales ya ha sido aclamada, y no sólo por desplazar a España, sino por concretar el mejor crecimiento del grupo entre 2010 y 2012, del 14.4 por ciento.

Y con todo y la afectación de la contracción económica en EU, dada la conexión comercial con México, pues más del 60% de la producción nacional automotriz se desplaza al territorio norteamericano, el comportamiento del mercado interno ha tenido un repunte vigoroso en los últimos dos años, y Quintana Roo ha presentado un interesante avance en medio de la recesión de su principal mercado emisor.

Los números hablan. Quintana Roo lidera en todo el territorio nacional en cuanto al mayor número de unidades per cápita; reporta ventas anuales de más de siete mil vehículos y registra una circulación diaria de 120 mil autos.

La buena salud financiera de Quintana Roo y Yucatán ha cautivado al sector automotriz, tanto que en el caso del segundo ha gestado a importantes grupos concesionarios desde los años 40´s, muchos de los cuales desde los 70´s se estacionaron en el entonces naciente Caribe mexicano, y ambos siguen siendo apetecibles para apoteósicas inversiones de productos Premium.

Grupo Farrera, tema de portada, comercializa el 2.10% del producto en la industria automotriz nacional, colocándose como el cuarto grupo del ramo más grande de México. Ha encontrado en Quintana Roo y Yucatán desde 1999 una oportunidad estratégica para su crecimiento, sólo al cierre de 2012 tuvo un repunte en ambos mercados de entre el 40 y 50 por ciento.

Grupo Dicas tiene en Quintana Roo una participación dentro del ramo automotriz de entre el 22 y 24%, reportando el mayor crecimiento, 21%, con respecto de Yucatán y Tabasco, y su marca de lujo Cadillac-GMC ha tenido un desplazamiento importante en los últimos años.

La lujosa marca italiana Ferrari apostó por el Caribe mexicano para continuar su crecimiento, proyectando nuevas aperturas, Chetumal y Yucatán, para complementar un triángulo estratégico.

Y Porsche va por arriba, con un 37%, dentro del segmento global de lujo.

Todos los reportes de esta escudería no supone una panacea en la economía del estado, hablan de una industria en crecimiento que encuentra en la zona Sureste de México la plataforma estratégica para continuar una veloz expansión. Bienvenida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*