En la 21 y otras latitudes • Junio

Ambiciosa inversión

Vaya noticia la que destapó el Grupo Empresas Matutes (GEM), que dirige Abel Matutes, pues de nueva cuenta pone a México en el pedestal de sus planes de inversión, y en especial a esta región de incomparable azul turquesa, para llevar a cabo un importante proyecto hotelero. El consorcio desembolsará 400 millones de euros para la construcción de tres mil llaves, no solo bajo su ya conocida marca Grand Palladium, sino que también introducirá The Royal Suites, ambos dentro de la categoría de lujo.

El proyecto resulta por demás atractivo ya que irá en alianza con Playa Mujeres, uno de los más exclusivos resorts enclavado en la zona continental del municipio de Isla Mujeres, colindante con Cancún, en donde GEM adquirió recién un terrenito de 150 hectáreas.

La noticia está más que fresca pues fue una decisión recién tomada, luego de que no podrán realizar un proyecto que tenían contemplado para otro sitio y la inversión la canalizarán al Caribe mexicano, en el que ya están más que curtidos con la operación de propiedades tanto en Cancún como en la Riviera Maya.

Aunque el plan apenas se comienza a perfilar, se tiene en claro que el  desarrollo del proyecto se realizará en tres etapas, en la primera de las cuales se invertirán 180 millones de euros para la construcción de las primeras mil unidades. Ya será a finales de este año o a partir de 2016 cuando se trabajará en el diseño del máster plan global de las tres mil habitaciones.

El desarrollo hotelero se sumará a los tres hoteles del consorcio español Excellence Group, con más de mil cuartos, el campo de golf profesional, cuyo diseño estuvo a cargo de Greg Norman, y una marina con capacidad para yates de hasta 200 pies, con zona condominal propiedad de Banco Sabadell.

Nicho de desarrollo

Siguiendo la nueva ola de inversiones de grupos hoteleros españoles, resulta que también el consorcio ibérico H10 Hotels, que preside Josep Espelt, con presencia en el Caribe mexicano -hasta ahora con dos hoteles en la Riviera Maya- desembolsa una cantidad superior a los 100 mdd para una nueva propiedad en Playa del Carmen.

El consorcio, ya con algunos años y experiencia a cuestas, pues comenzó en el negocio en la década de los años 80 y actualmente tiene un portafolio de 50 hoteles y más de 12 mil llaves en 20 destinos, emprendió un proceso de expansión en Europa y el Caribe, a través de la marca Ocean By H10, que se vislumbra, aseguran, como una de los más prometedores del mercado.

Este proceso tiende sus redes sobre Quintana Roo, donde la firma construye un centro de hospedaje que deberá estar listo a finales de 2016. Dicho sea de paso, el plan también contempla inversión hotelera en República Dominicana y la apertura este 2015 del Ocean Vista Azul, de 470 llaves, y Ocean Casa del Mar, de 800 habitaciones, ambos en Cuba .

Este nuevo impulso de la firma hotelera contempló la renovación de los hoteles Ocean Maya Royale y Ocean Coral & Turquesa, en la Riviera Maya, y el hotel Ocean Blue & Sand, en Punta Cana, República Dominicana.

Justo comentar que Ocean by H10 Hotels se fundó en 2007 como un proyecto conjunto entre H10 Hoteles, basada en España, y Vacances Air Transat, uno de los principales tour operadores canadienses. En la actualidad la compañía opera resorts en México, República Dominicana y Cuba.

Despegue internacional

A estas alturas del partido, con seguridad el grupo hotelero Palace Resorts, que comanda José Chapur Zahoul, habrá hecho realidad -pese a las vicisitudes- su proceso de internacionalización con el inicio de operaciones del Moon Palace Jamaica Grande, en la ciudad de Ocho Ríos, Jamaica.

Y es que el consorcio programó para el mes de mayo el arranque de la primera etapa de las 730 habitaciones de su propiedad en la nación caribeña,  luego de la amplia remodelación del inmueble, que adquirió a Sunset Jamaica en julio de 2014.

Como dato interesante… a pesar de que en Jamaica es legal la operación de casinos y el hotel recién adquirido tenía uno en su haber, con la transformación y renovación se suprimió el servicio de juegos y apuestas por iniciativa propia de la firma mexicana.

Y no es por desconocimiento del tema, pues el Sr. Chapur leyó el documento de la nueva Ley de Juegos y Sorteos de México con sus 88 hojas, misma que le pareció completa y asegura sustituye -no remienda- la de 1947, pero insistió en que la firma hotelera no contempla por ahora la incorporación de casinos. Más bien se centran en lo suyo, por lo que siguen su marcha en el desarrollo de nuevos proyectos, de entrada con el inicio de construcción de un complejo de 390 llaves bajo la marca Le Blanc en Los Cabos, Baja California, y al adelantar, sin dar montos, un nuevo plan de inversión para 2016 en Quintana Roo, entidad en la que centran su capital, con el manejo de tres mil 500 llaves en destinos como Cozumel, Isla Mujeres, Playa del Carmen y Cancún.

Más llaves para Playa

En el entendido de que lo de hoy es el nuevo auge de las inversiones hoteleras en el terruño, cuando ustedes estén leyendo estas líneas ya estará en operación el nuevo hotel Hyatt Playa del Carmen, muy cerca de la emblemática Quinta Avenida, “corazón” de uno de los destinos con mayor demanda del país.

A pesar de los vaivenes del consorcio, pues muchos años atrás llegó al Caribe mexicano con marcas como Regency y Hyatt Cancún Caribe, ahora con nuevos rostros, como Hyatt Zilara Cancún y Hyatt Ziva -en los que invirtieron unos 180 mdd en remodelaciones, junto con otro inmueble en Jamaica- tiene un nuevo proceso de expansión.

Hyatt Playa del Carmen abrió sus puertas el primero de junio con 314 habitaciones, lo que respalda no solo la inversión en este destino sino que impulsa otro rubro que caracteriza a la industria sin chimeneas y hace la diferencia en Quintana Roo, como es el del empleo, al generar 500 nuevas plazas en forma directa.

No olvidemos que esta firma también desarrolla un resort de ultra lujo en el complejo Mayakoba, el cual tendrá como bandera la marca Andaz, muy ad hoc con la calidad y la oferta de servicios que guarda desde el principio el desarrollo turístico de la española OHL Desarrollos. Y habrá que apuntarse para una visita ocular, pues el concepto de diseño es del arquitecto mexicano Sordo Madaleno y el galardonado Rockwell Group con sede en Nueva York.

Pa´ luego es tarde

Para completar el círculo, terminamos en la misma tónica de la inversión hotelera, solo que ahora cambiaremos de latitud, pues resulta de vital importancia estar al tanto de lo que ocurra a partir de ahora en la vecina Cuba en materia de inversión turística.

Grupo Gaviota, con casi tres décadas de experiencia en la actividad hotelera, cocina la apertura de cuatro nuevas instalaciones en este mismo año, para extender su presencia en importantes polos turístico de la nación caribeña.

Tres de los nuevos hoteles se ubicarán en Cayo Santa María, al norte de la provincia de Villa Clara, un polo operado casi en su totalidad por el grupo; el otro destino elegido es Varadero, principal balneario de la Isla.

Las nuevas instalaciones se administrarán bajo la marca Ocean de la firma española H10, de lo que ligeramente dimos cuenta al inicio de la columna.

Con ello Gaviota se reafirma como el grupo hotelero cubano más grande del país antillano, con casi 60 complejos turísticos, unas 24 mil habitaciones y el reporte de crecimiento anual del 12%.

Cadenas extrajeras como Meliá, Iberostar, Blau, Blue Diamond y otras en proceso de incorporación al destino gestionan más del 85% de la planta hotelera de Gaviota, asociaciones que le han permitido crecer y ganar experiencia con modernos métodos gerenciales.

Para asegurar todos sus servicios, la propietaria cubana cuenta además con la agencia de viajes Gaviota Tours, la empresa de marinas Gaviotas, que incorporará nuevos enclaves en Cayo Coco a partir de 2017, y Transgaviota, para las prestaciones de renta de ómnibus y autos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*