En la 21 y otras latitudes Abril

Casi el tostón

Y la madurez plena no llega. Así que a ponerse vivos porque las tendencias turísticas internacionales cambian de manera constante. Cancún llega a sus 47 años con altibajos que de ninguna manera deben ignorarse.

Renovarse o morir, dice la máxima, que nos guste o no es una realidad, sobre todo al ritmo en que hoy transcurren las cosas. Por eso, el caminito a seguir  de aquí en adelante, como señala el secretario de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, es adecuarse a las nuevas tendencias, de manera particular al desarrollo de las tecnologías vinculadas al turismo, y, con MAYÚSCULAS, a la sustentabilidad del destino.

Las cifras de 2016 no mienten y es un hecho el éxito del principal destino de playas del país: 4.7 millones de visitantes, una derrama de más de cuatro mil mdd, 32 mil 400 llaves hoteleras y una ocupación promedio del 80%. La envidia de muchos centros vacacionales en el mundo.

Sin embargo, aquí está el pero, en materia de desarrollo sustentable ahora sí que nos deja mucho que desear. La voracidad del sector, la soberbia del destino -como en varias ocasiones lo mencionó quien fuera presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, don Gabriel Escalante (q.e.p.d)- y la falta de compromiso y respeto a las reglas por parte de los gobiernos de los tres órdenes de gobierno derivaron en un sinnúmero de problemas que, de no atenderse con prontitud y de manera adecuada, podrían poner en riesgo el crecimiento y prestigio de ‘la joya de la corona’ en materia turística. Enhorabuena para Cancún, pues es ejemplo en el mundo, pero sin temor a equivocación resiente ya los males derivados de su éxito.

Sombra aquí y sombra allá…

Precisamente a lo que hacíamos referencia… nunca está de más una manita y a eso se avocan ya varios grupos hoteleros internacionales con presencia en el Caribe mexicano. Es el caso de Barceló Resorts, que invierte 110 mdd para renovar su oferta de habitaciones en Latinoamérica, región en la que se incluye sin lugar a duda la marca nacional del mar azul turquesa y arenas blancas. También la española Palladium Hotels & Resorts, propiedad del grupo Empresas Matutes, invertirá 21 mdd para brindar experiencias de lujo a sus huéspedes en un total de 12 propiedades, de las cuales cinco son resorts Grand Palladium en México, incluyendo el Caribe mexicano, tres en República Dominicana y dos en Jamaica… faltaba más.

La inyección de este último grupo, además de mejorar la oferta de alimentos y bebidas, contempla aumentar el número de empleados en un 13%, para sumar ocho mil 243 colaboradores en las 12 propiedades. Invertirá en tecnología, para la mejora de la App Palladium Hotels & Resorts, el aumento de banda ancha de WiFi, la instalación de nuevos sistemas de sonido envolvente en las piscinas y la modernización del equipo de animación para renovar los shows. De manera adicional, la compañía convertirá el Grand Palladium Riviera Resort & Spa en Riviera Maya en una extensión de The Royal Suites Yucatán by Palladium, para expandir las ofertas exclusivas solo para adultos del complejo. La transformación se completará en varias fases a partir del primero de junio de 2017 y durante el otoño. La propiedad renovada tendrá 454 habitaciones, 108 de ellas con piscina. Así la competencia.

Ojo avisor

Pian pianito el desarrollo y crecimiento hotelero de Punta Cana, en República Dominicana, sigue pisando los talones a los destinos del Caribe mexicano, de manera particular a Cancún y Riviera Maya, pues el crecimiento de la oferta turística en ese paradisíaco lugar sigue sin freno, representando una verdadera competencia para los destinos nacionales, incluso más cercana que la eventual apertura de Cuba. Es el caso de la cadena hotelera Blue Diamond Resorts, de Grupo Sunwing, que preside Stephen Hunter, quien consolidó hace un par de años su primera inversión hotelera en territorio quintanarroense, en la denominada ‘milla de oro’, y que ya inició los trabajos para la construcción del hotel Royalton Luxury Bávaro-Punta Cana, en Arena Gorda, con 730 habitaciones de lujo, cuya inversión alcanzará los 200 mdd y será el cuarto inmueble en el destino.

No es la primera participación del consorcio en esa zona, y, aunque suena raro, son los propios inversionistas los que destacan el respaldo y beneficios a través de incentivos que obtienen por parte del gobierno de aquella nación para instalarse en el país, argumentando también que es “estimulante tener un gobierno que entiende el turismo”.

Blue Diamond Resort está en Punta Cana desde el 2013 cuando abrió sus primeros dos hoteles, y en 2014 invirtió 80 mdd para desarrollar el hotel Chic; la labor del consorcio hotelero se complementa con la aerolínea filial del grupo, Sunwing, que opera seis vuelos semanales a La Romana, 18 a Puerto Plata y 36 a Punta Cana. Ahí nomás.

Ni por asomo

Falta de liderazgo, de organización, oportunidad, interés, desconfianza o solo precaución. El hecho es que México como país inmerso en el Top 10 de naciones líderes en recepción de turismo en el mundo, con 35 millones de paseantes, ni por asomo quedó en la terna de propuestas para el próximo cambio de mando en el máximo órgano internacional de la industria, la Organización Mundial del Turismo (OMT), que estará vigente para el periodo 2018-2021.

Difícil será llenar los zapatos del todavía secretario general del organismo, Taleb Rifai, pero con la experiencia nacional bien podríamos haber hecho el intento, ¿o no?

El 11 de marzo pasado terminó el plazo estipulado por el organismo para presentar candidaturas al cargo, por lo que fueron inscritas las que llegaron en tiempo y forma, pues los requisitos desde luego son estrictos. En su momento se dijo que México había dado carta de aval a Gloria Guevara, exsecretaria de Turismo.

Algo pasó en el camino y la OMT dio a conocer de manera formal que, en estricto orden alfabético, quedaron en la terna final Armenia, con Vahan Martirosyan; Brasil, con Márcio Favilla; Colombia, con Jaime Alberto Cabal Sanclemente, Georgia, representado por Zurab Pololikashvili; República de Corea y Young-shim Dho; Seychelles, con Alain St. Ange, y Zimbabwe con Sr. Walter Mzembi, presentada con el apoyo del Gobierno de Zimbabwe y recibida el 4 de marzo de 2017.

Concederemos el beneficio de la duda sobre si hubo o no propuesta formal o si ésta no fue la adecuada, pues la instancia recibió otras siete candidaturas, pero no cumplieron con los documentos requeridos. Ni hablar, habrá tiempo para pensar en la siguiente convocatoria.

Que el agua llegue a su nivel

Entre que si son peras o manzanas, Grupo Galenia, que dirige en Cancún Eduardo Loya, confirma su intención de mantener vigente la inversión prevista para la construcción de un hospital bajo la marca en Playa del Carmen, con una cifra que oscila entre los 30 y 35 mdd, pero esperarán a que las aguas se tranquilicen.

Es decir, no quitarán el dedo del renglón, pero con las puntadas del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que entre otras cosas generan incertidumbre y peor aún la inestabilidad en la paridad peso-dólar, con la consecuente afectación para el país, pues habrá que ser cautos.

Estarán pendientes del rumbo que siga la economía durante el primer semestre del año, para valorar si ponen la primera piedra del nosocomio en el transcurso de 2017. No es para menos, la pérdida de valor del peso afecta en forma directa ya que los insumos están dolarizados, así como algunos de los materiales de construcción como el acero; la variabilidad de los préstamos bancarios es inestable, el alza de las tasas de interés, así que mejor a esperar para no tener que dar marcha atrás, pues como negocio es necesario para atender las necesidades de la sociedad y hacerles llegar atención médica de calidad.

En tanto, no todo está perdido, pues hay que aprovechar por otro lado las repercusiones positivas que traerá para México el hecho de que se dio marcha atrás al Obamacare, lo que hará que los estadounidenses volteen al país para atender asuntos vinculados con la salud. Así que a trabajar.

 

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>