En la 21 y otras latitudes • Enero

Se sube al tren

Ubicación: Cancún

Latitud: 21

El empresario Fernando Chico Pardo, también presidente de Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), está imparable y no quita el dedo del renglón para hacer realidad lo que por mucho tiempo ha sido el sueño de su vida, el tren transpeninsular.

Para evitar que algunos más se paren el cuello, honor a quien honor merece, pues es una realidad que fue idea del empresario la construcción de un tren para facilitar y eficientar, de entrada, la comunicación entre el aeropuerto de Cancún y la Riviera Maya, y de cuyo proyecto habló por primera vez en el 2007.

Ahora que el Gobierno de la República retoma en el plan nacional la obra del  tren transpeninsular, Chico Pardo más que apuntado se hizo cargo de la realización de los estudios de viabilidad del proyecto y del costo de los mismos, para entregarlos en tiempo y forma a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que deberá lanzar este año la licitación.

El entusiasmo del directivo desborda cuando habla del tema, inclusive señaló que “es un plan de viabilidad puntual, saben que es un proyecto con el que siempre he soñado, hace años que lo vengo diciendo, es un proyecto muy bueno”.

De hecho habló hasta de las posible rutas que deberá cubrir el tren, un tema ya de por sí sensible entre el sector empresarial. Una de ellas iría de la ciudad de Mérida, Yucatán, a Punta Venado, en Quintana Roo, para luego incluir Cancún, o una ruta directa entre Mérida y Cancún.

Inversión a la vista

Ubicación: Riviera Maya 

Latitud: 20

Mientras Grupo Valentín Hotels, cuya dirección general se encuentra en manos de Jean Agarrista, se prepara para una pronta expansión en Europa, pero solo con la intención de administrar o gestionar hoteles, en Quintana Roo contempla una millonaria inversión para construir un nuevo hotel, hasta ahora la única prevista en el portafolio de la firma.

El proyecto es grande, pues se trata de mil llaves hoteleras en un entorno de lujo y que, muy probablemente, se enmarcaría en un concepto para familias, pues Valentín Imperial Maya, propiedad de 540 operaciones que tienen en la Riviera Maya, dedica su servicio de manera exclusiva al segmento de adultos.

Es la definición del concepto y diseño, pues lo de hoy es la hotelería temática, lo que los tiene ocupados en el proceso de especificación del monto total que invertirán en la edificación del inmueble, que se incrustará en un predio de exuberante belleza natural de 130 ha en un terreno colindante con el Valentín Imperial.

A como están las cosas en materia de desarrollo, por aquello del cuidado del entorno natural, el grupo hotelero se preparó con antelación, y aunque aún no definen fechas ni plazos para el inicio de construcción -aunque se perfila para el corto o mediano-, tienen por delante, y autorizada, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

En el pensar y pensar sobre la temática del hotel, ya que la idea es hacer diferencia en la Riviera Maya pues el futuro de la hotelería va hacia la especialización, y siguiendo el rumbo de otras marcas internacionales, qué tal vendría algo así como un hotel Harley Davidson, por aquello de la simpatía del director general por la actividad.

 

Barceló emprende el vuelo

Ubicación: España

Latitud: 40

Grupo Barceló emprende el vuelo y desde diciembre pasado surca el Atlántico para conquistar el Caribe a través de su nueva y flamante línea aérea, Evelop Airlines, que preside Antonia Barceló Tous, hermana del copresidente del Grupo Barceló para la región americana, Simón Barceló Tous.

La aerolínea, propiedad del grupo hotelero español con más de 80 años de tradición en la hotelería y un portafolio de 140 hoteles en 17 países y 400 agencias de viajes en 22 naciones, debuta con cuatro nuevas rutas, entre las que tiene cabida el siempre solicitado Caribe mexicano.

La incursión de la empresa aérea, que comenzó con un capital social estimado en seis millones de euros y cubre las rutas de la aerolínea Orbest Portugal, concretó en diciembre pasado tres nuevos trayectos: a Punta Cana, República Dominicana; La Habana, Cuba, y finalmente Cancún, México, partiendo del aeropuerto internacional de Barajas, en la capital española.

Evelop prevé 36 movimientos en cada uno de los tres destinos a lo largo de esta temporada de fin de año, con una frecuencia semanal a bordo de unidades A330-300 con capacidad para 388 pasajeros.

 

Habemus Dragon Mart

Ubicación: Puerto Morelos.

Latitud: 20

No hay plazo que no se cumpla y tampoco hubo poder humano que interfiriera en el inicio de obra del polémico proyecto Dragon Mart, que contra viento y marea arrancó obras primarias dos meses después de una de las tantas fechas previstas para el comienzo.

Parece que las manifestaciones de inconformidad, las denuncias, señalamientos, pronunciamientos, declaratorias quedaron en el camino, pues está en proceso el relleno del predio y la delimitación de terracerías para la primera fase del plan, cuya inversión alcanzará los ocho millones de dólares.

Mucho se habló ya de las características del proyecto, por cierto cambiado en varias ocasiones en el vaivén de inconformidades en contra; locales para venta de artículos de empresas mexicanas y chinas, hasta ahora más chinas que mexicanas -500 contra 200, según el director del proyecto, Juan Carlos López-, viviendas y otras amenidades.

Llama la atención el hecho de que se perfila justo ahora como una propuesta verde, sustentable, con optimización de recursos naturales y uso de tecnologías renovables, cuando es algo que al parecer no consideraban, pese a la fragilidad de la zona.

Además contrataron a la firma mexicana de NYCE, certificadora internacional de productos electrónicos, juguetes, alimentos y bebidas, cosméticos pre envasados, chocolate, aceites lubricantes para motores, entre otros, para garantizar que los productos que se comercialicen en el Dragon Mart cumplan los estándares internacionales de calidad.

 

Vientos de guerra

Ubicación: Dzilam de Bravo, Yucatán

Latitud: 21

La historia se repite. Luego del vía crucis que enfrentó la empresa México Power Group, con sede en Tijuana, BC, para  el desarrollo del Parque Eólico de Cozumel, al que apostaban una  inversión de mil 450 mdd para instalar 115 aerogeneradores, y en el que no lograron salir airosos, la situación se replica en Yucatán.

A pesar de los intentos por impulsar vientos de cambio en la península, es ahora la Central Eoloeléctrica de 70.2 Megawatts (MW), que planea construir la empresa Eólica del Golfo 1 en Dzilam de Bravo, la que contraviene el Programa de Ordenamiento Ecológico del Territorio Costero de Yucatán (POETCY).

En términos simples y llanos, la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), a la que corresponde el terreno donde se ubicaría la central eólica, que prevé la instalación de 36 torres, con una inversión de 190.5 mdp, es una zona de conservación y es incompatible al desarrollo de  “industria en general”.

La defensa por parte de organizaciones y especialista no se hizo esperar y piden a la Semarnat que no autorice el desarrollo del complejo; aunque aquí también habría que cuestionarnos hasta dónde proyectos de esta naturaleza realmente afectan el entorno, y esto en relación a los miles de aerogeneradores que funcionan en países del primer mundo, en los que se hace valer en el amplio sentido de la palabra la protección del medio ambiente.

Y mientras son peras o son manzanas, sigue en stand by la posibilidad de que en el Sureste mexicano se dé  el paso a la incorporación de energías alternativas, y dicho sea de paso urge  que las empresas se organicen y asesoren para no caer siempre en zonas prohibidas.



Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>