Empresarial

Ojalá que llueva café

La productora t’okeri café amplíasu mercado para desarrollar café gourmet; elige a Cancún como plataforma para exportar a todo el Caribe

Con casi una década en el mercadeo cafetalero mexicano, y con expectativas para producir este año 30 toneladas del grano, t’okeri café se aventura ahora en la comercialización del café gourmet, además de iniciar el proyecto para la instalación de un centro de distribución en Cancún, que será la plataforma para hacer llegar su producto a toda la zona del Caribe.

El panorama de la industria del café en México es muy interesante, basta ver las cifras más recientes que indican que en el país se produjeron 3.5 millones de sacos de café de 60 kilos en el último año, en un total de 717 mil 336 hectáreas, con lo que se posiciona como el onceavo productor a nivel mundial. Las  primeras entidades productoras son: Chiapas (36%), Veracruz (19.7%), Oaxaca (17.8%), Puebla (9.3%), Guerrero (6.8%).

Marco Aguilar, director general de t’okeri café, platica que la empresa opera en León, Guanajuato, pero las fincas están en Zihuatanejo, Guerrero: “Tenemos dos procesos, la siembra y producción en Zihuatanejo y la parte del tueste, empaque y clasificación en León, porque es un mejor centro de distribución logístico para México y la exportación”.

En estos momentos t’okeri café se enfoca básicamente en el tema de exportación, ya que están convencidos de que su producto puede ser identificado como de especialidad. “Son lotes pequeños, pero con un alto valor. Hay mercados que se dedican a este segmento; no son mercados industriales tipo los grandes corporativos, estos utilizan otra calidad y variedad de producto. Nuestras variedades están siendo focalizadas en las esferas altas de consumo, donde la calidad sí es un requisito para el consumidor”, detalló Marco Aguilar.

Explicó que su segmento de mercado está dirigido a restaurantes gourmet, hoteles boutique y al consumidor especializado. “Es para aquel que le gusta tomar café en su casa, en su oficina, no tanto para el mercado masivo que va por los capuchinos, frapuchinos y ese tipo de cosas, básicamente estamos enfocados a quienes les gusta tomar café café”.

En relación a la producción de t’okeri café, indicó que al ser parte de la Asociación de Cafetaleros de México tienen la opción de incluir en su marca granos de otros lugares del país, no solo el que producen en Zihuatanejo, ya que hay diversas variedades de sabor y calidad.

“Algo importante es que el café es como el vino, existen diversos tipos, sabores, recetas, y el barista hace lo mismo que un sommelier con el vino; nosotros vamos jugando con esa parte y buscando esa combinación que le dé un toque especial a nuestro café”.

Planes de expansión

Al referirse a las oportunidades de negocio que podrían generar en el Caribe, Aguilar destacó que la zona tiene un alto potencial, por lo que ya buscan distribuir su producto con navieras para que este se sirva en los cruceros, además de exportarlo a toda la zona caribeña.

Agregó que trabajan en la instalación de un centro de distribución en Cancún, como plataforma para llevar t’okeri café a diversos puntos. Se trata de desarrollar toda la logística y distribución desde esta zona, así toda la hotelería de Cancún y la Riviera Maya, además de restaurantes y cafés boutiques.

Si bien aún no hay una fecha definida para instalar el centro de distribución, ya están en el proceso de búsqueda del local y del personal para llevar a cabo el proyecto.

La empresa cafetalera genera en la actualidad más de 50 empleos directos en la producción y distribución, además de que invierten en el desarrollo del capital humano como parte fundamental de un negocio exitoso.

En cuanto a la bebida aromática en el país, la Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad (AMCCE) señala que el consumo per cápita anual es de 1.6 Kg; se estima que hay 70 mil cafeterías de especialidad y el crecimiento anual de estos negocios se reporta que fue de 2.3% en 2016. El mercado nacional demanda 2.3 millones de sacos de café, 64.9% para café soluble y 39.1% para tostado y molido.

“Nuestra meta es estar en esos cinco minutos que toda persona que gusta de tomar café quiere, esos minutos para disfrutar de una exquisita taza de café mientras lee un libro, contesta un llamada telefónica, escribe un reporte o simplemente se toma esos cinco minutos para estar a solas con su café… es ahí donde queremos estar”. (Antonia Rusca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*