Emplazan a Dragon Mart

Emplazan a Dragon Mart

El  polémico proyecto comercial y de negocios Dragon Mart, que representa una inversión inicial de 180 mdd, enfrenta por primera vez en más de dos años de discusión un revés por parte del gobierno federal, pues la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emplazó al consorcio a cargo a cumplir con la normatividad federal vigente en materia de impacto ambiental y forestal.

Esta fue la resolución de la dependencia luego de realizar, a solicitud expresa de una instancia judicial, una nueva inspección al predio El Tucán, de 561 hectáreas, en Puerto Morelos.

En reiteradas ocasiones grupos ambientalistas y empresariales denunciaron la falta de permisos ambientales por parte del consorcio Real Estate Dragon Mart Cancún, y aunque también se ha pedido la intervención de las secretarías de Economía y Medio Ambiente, hasta ahora se mantienen al margen.

PROFEPA

La dependencia emplazó al proyecto Dragon Mart a cumplir con la normatividad federal vigente en materia de impacto ambiental y forestal, ya que la conformación vegetal en la zona es considerada como terreno forestal de jurisdicción federal.

La instancia de protección al ambiente inició el 13 de mayo pasado los procedimientos administrativos correspondientes para emplazar a los responsables del desarrollo a fin de que manifiesten lo que a su derecho convenga y presenten las pruebas que consideren en los 15 días hábiles siguientes a su notificación.

La Profepa confirmó que “cumplió la sentencia dictada dentro del Juicio de Amparo Indirecto 72/2013-I, realizando dos visitas de inspección, una en materia de impacto ambiental y otra en materia forestal en el predio El Tucán, donde se desarrolla el Dragon Mart”.

Además, se desahogaron otros dos juicios de amparo. Uno promovido por quien fuera la dueña del predio y otro por los actuales inversionistas. En el primero de los casos, la autoridad judicial federal negó la suspensión promovida. En el segundo, dicha suspensión se concedió en contra de un posible acto futuro e incierto para efectos de que no sea ejecutada una supuesta orden verbal para clausurar o suspender la obra, por lo que “esta procuraduría federal no ha realizado acciones de esta naturaleza contra dicho proyecto”.

Agrega el informe que la obra cuenta por el momento con una suspensión definitiva que imposibilita imponer medidas de seguridad en términos del artículo 170 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) y 161 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Juan Carlos López Rodríguez, Director general de Dragon Mart

“Siempre hemos sido responsables y diseñado el proyecto conforme a la legislación y respetuosos de la autoridad ambiental, tanto en el ámbito estatal como federal. Recibimos las observaciones que hizo la Profepa luego de su inspección al predio donde se desarrollará el proyecto. Ahora tenemos un plazo para dar respuesta, presentar pruebas y documentos que sirvan de argumento para demostrar que contamos con una autorización ambiental  que, en este caso, nos confirió el gobierno estatal. Estamos confiados en que nuestros argumentos y documentos que exhibiremos aclararán las observaciones por parte de la instancia federal. Mientras tanto el proceso de construcción de Dragon Mart sigue su curso, no está detenido, pues no hubo orden de suspensión o clausura. Sabemos que la Profepa nos pide seguir la normatividad federal en materia ambiental y forestal, por supuesto, pero la documentación que presentaremos dejará asentado que se cumplió con el trámite, que se presentó correctamente, ya después la dependencia tendrá que revisar y dictaminar sobre nuestros argumentos para que haya un resoluto“.

Eduardo Espinoza Abuxapqui, Pte. municipal de Othón P. Blanco

“El proyecto Dragon Mart podría tener un espacio en Chetumal, eso sería alentador, ya se habla de esa posibilidad, ya se menciona que beneficiaría mucho y tendría menos problemas instalarlo en la zona sur, o a lo mejor tener ahí una sucursal. Estamos abiertos, si hay problemas en el norte, bienvenido al sur, ahí tendría un impacto económico importantísimo. El Dragon Mart no solo tendrá productos chinos, sino también es una  oportunidad para naciones y estar presentes para competir con productos de Latinoamérica. Son retos nuevos y aunque somos reacios a los cambios es una oportunidad para que se quede en el país y no se vaya a otro”.

Gustavo Alanís Ortega, Director general Cemda

“La Profepa debe actuar conforme a la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental y presentar la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de la República (PGR), y en contra de quien resulte responsable, en caso de que el proyecto Dragon  Mart haya realizado un cambio de uso de suelo forestal, lo que implicaría la comisión de un delito contemplado en el artículo 418 del Código Penal Federal. La notificación de la Profepa (al proyecto Dragon Mart) resulta relevante y positiva, ya que su emplazamiento representa el reconocimiento oficial por parte de una autoridad federal a lo que decíamos sobre el polémico proyecto de negocios. Desde el 2011 presentamos la primera denuncia, argumentando que Dragon Mart debía solicitar permisos federales y que operaba en forma irregular. La instancia señala que el predio se encuentra sobre  el sistema de aguas subterráneas de la Península de Yucatán, a menos de tres mil 500 metros de la costa y del Área Natural Protegida Arrecifes de Puerto Morelos, que a su vez es humedal de importancia internacional”.

Rafael Lang, Pte. del CCEC

“Debido a las condiciones de opacidad y la problemática de permisos y autorizaciones que privan en torno al proyecto del centro comercial y de negocios Dragon Mart, debemos señalar que son bienvenidas las inversiones que cumplan con la ley y normatividad aplicable en los tres niveles de gobierno. Es un tema polémico y complicado, y como cabeza del sector empresarial de Cancún, que consolida distintos organismos empresariales, te puedo comentar que no todas las asociaciones o cámaras están a favor, ni todas están en contra, y en consecuencia nuestra postura es la del cumplimiento de la normatividad. Te puedo decir que nuestra insistencia es la misma, y desafortunadamente el proyecto ha sido bastante opaco en la información que ha compartido con nosotros. A través de los medios de comunicación nos enteramos de los constantes cambios en relación con el complejo comercial y de negocios, así es que no te podría decir si cumple o no con las reglas, esto, claro, con independencia de que nosotros no somos autoridad, ni nos corresponde hacer una evaluación en este sentido”.

Ventajas

  • Generará una derrama económica de 700 millones de dólares.
  • Generará 8,550 empleos permanentes y mil 800 temporales paulatinos durante los 18 meses de construcción.
  • Diversificación de la actividad económica y generación de nuevas oportunidades de negocio.
  • Posicionará a Cancún como un vínculo estratégico entre el comercio de América Latina y Asia.
  • Fomento a la exportación de productos mexicanos (Centro y Sudamérica, China y Estados Unidos) .
  • Fortalecerá las relaciones comerciales y culturales de México con las economías más dinámicas del mundo.
  • Permitirá diversificar el turismo en la región, atrayendo a un millón de turistas de negocio con mayor poder adquisitivo.
  • Beneficiará a pequeños y medianos empresarios mexicanos, permitiendo el acceso a productos en mejores condiciones y fomentando buenas relaciones de negocio con empresarios de otros países.

Desventajas
Según versiones de cámaras y organismos empresariales, así como organizaciones ambientalistas:

  • Incrementa el riesgo de prácticas desleales de comercio contra la industria nacional y de inversiones inestables.
  • Atracción de capitales golondrinos que pueden afectar el comportamiento y la estabilidad económica del país.
  • Prácticas dumping y participación del gobierno en el subsidio a sus empresas cuando salen del país.
  • Demanda adicional de vivienda, que creará problemas por falta de infraestructura, asentamientos irregulares, tráfico y contaminación por uso de combustibles fósiles.
  • Impacto ambiental, al ubicarse en zona de humedales y cerca de un área natural protegida.
  • El proyecto de manera específica estaría afectando en forma actual, permanente y progresiva la flora y fauna de esa región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*