El que sigue… lo consigue

La apertura de Nafinsa para respaldar en mayor medida el desarrollo de proyectos turísticos permitiría elevar las ventajas del sector en Quintana Roo y el país.

Las ventajas comparativas del sector turístico en México y la dinámica que ha alcanzado en los últimos años hace deseable la participación de Nacional Financiera (Nafin) en apoyo a las inversiones mayores, así como a las necesarias para ampliar la infraestructura turística en materia de alojamiento, parques temáticos, transporte especializado, marinas turísticas y campos de golf, entre otros.

“Nafin puede acompañar a los inversionistas mexicanos mediante instrumentos como garantías, cobertura a primeros vencimientos y en general herramientas que permitan a los inversionistas mexicanos acceder en los mejores términos al mercado financiero”, destacó Cristina Alcayaga, presidenta del Consejo Consultivo de Nafin en Quintana Roo.

Al participar en la reunión nacional de presidentes de Nafin en Palacio Nacional, dijo ante el secretario de Hacienda Luis Videgaray que “no se trata de que las garantías sustituyan a la calidad de los acreditados, sino de mejorar los términos en los que obtiene el financiamiento, para hacerlos más competitivos y crecer más rápido. Se trata de aprovechar las oportunidades que nos ofrece el desarrollo turístico”.

Destacó como principal preocupación el caso de los municipios que mediante el turismo alcanzan tasas altas de crecimiento económico y de población y que en consecuencia tienen que enfrentar necesidades de expansión de infraestructura mayores a las de municipios con poco desarrollo.

“La consecuencia es doble: insuficiencia en servicios y los aprietos de las finanzas locales hacen que derechos y tarifas sean mucho más altos, afectando la competitividad. El sector turismo vive de ella y la competencia se vuelve cada vez más severa en la región y en el mundo”, apuntó Alcayaga.

Expresó que se antoja explorar una política de apoyos complementarios a regiones y municipios con dinámica económica sobresaliente, a través de financiamientos adicionales a lo fiscal, en un esquema más amplio de asociación público-privada y como concurrencia de organismos de desarrollo internacionales, en un marco estricto de transparencia y eficacia productiva de la inversión.

Por su parte, el secretario de Hacienda reconoció que Nafin tiene en sus consejos consultivos un enorme activo de cambio, y que “esta institución debe ser un instrumento de creación de valor y llegar donde la demás banca no lo hace”.

Agregó que para tal propósito la institución tiene que estar innovando porque no le toca a los emprendedores adaptarse a las necesidades de ésta, sino que ella tiene que adaptarse a las necesidades de quienes tienen proyectos e ideas productivas.

El director general de Nafin, Jacques Rogozinski, refirió que la institución se aboca a penetrar en municipios donde no llega la banca comercial y continuar el apoyo a los jóvenes emprendedores mexicanos a través de Crédito Joven. (Redacción)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*