El factor humano es la nueva apuesta

»La estrategia de hoy es invertir en los procesos de recursos humanos para elevar la rentabilidad; las compañías deben reconocer las habilidades que cada miembro del equipo posee.

Inversionistas y directivos atribuyen la generación de dinero a diversos elementos que no siempre tienen que ver con el desempeño de sus empleados.

Sin embargo, poco a poco ha ido cambiando esta mentalidad: cada vez más, las empresas van tomando en cuenta al factor humano, pues han reconocido que invertir en esto contribuye a una mejor rentabilidad.

Bajo esa perspectiva, son miles de dólares los que cada año se concentran en mejorar los procesos de Recursos Humanos, especialmente aquellos que aseguren el fortalecimiento, evaluación y desarrollo de su personal.

Dicha inversión está centrada en la aplicación de las “competencias”, características específicas de comportamiento que se espera que cada empleado demuestre, ya que, por su naturaleza, se traducen en un alto desempeño laboral. Este tema puede aplicarse en diferentes ámbitos. Para la Administración del Desempeño son una forma de asegurar las metas del negocio; algunas empresas, preocupadas por consolidar lo que llaman una “cultura de valores“, las utilizan para alinear a los empleados respecto a lo que es permitido y no; otras tantas simplemente reciben los modelos de competencias como un mandato de sus corporativos y las aplican sin mayor cuestionamiento.

El alto desempeño, ¿significa lo mismo para todos?

La primera condición para impulsar los buenos resultados del personal tiene que ver con identificar el significado que el alto desempeño tiene para cada organización, así como la diferencia entre alto desempeño y alto potencial, ya que mayor capacidad no necesariamente significa mayor desarrollo a largo plazo.  Es interesante ver que empresas trasnacionales exitosas aún tienen que seguir trabajando en definir la diferencia entre ser exitoso en el puesto actual y tener el potencial para seguir siéndolo en el futuro.

Es por esto que es importante entender qué tipo de habilidades tienen las personas que conforman un equipo de trabajo. Las competencias de un individuo  (la personalidad, las habilidades, los conocimientos y las motivaciones), se realzan cuando la empresa es capaz de brindar los elementos para que alguien quiera y pueda hacer su trabajo; esto permite el desarrollo de los empleados y genera mayor compromiso.

Por Managing Consultant (Principal) en Hay Group. Vía CNN Expansión.

 

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>