De patito feo a cisne

Con un potencial de 160 millones de viajes al año el turismo doméstico en México sigue siendo poco aprovechado

Al menos una vez al año, un miembro de cada 10 hogares mexicanos realiza un viaje. El gasto promedio de ese viaje con pernocta es de seis mil 281 pesos. Se estima que el mercado mexicano representa un promedio de 160 millones de viajes al año; sin embargo, los reflectores siguen sobre los 29.1 millones de visitantes extranjeros, y más aún sobre los 16 mil 258 millones de dólares que salieron de sus bolsillos en 2014.

La comparación entre ambos sectores semeja la lucha de David contra Goliat, pero ¿quién es quién? Para la hotelería nacional parece no haber dudas del rol significativo del mercado doméstico, responsable del 80% de la ocupación de 18 mil hoteles en el territorio nacional y sus casi 700 mil llaves. La participación de este mercado va en aumento año tras año. De enero a agosto de 2014, 33.7 millones de viajeros mexicanos pernoctaron en cuartos de hotel en 70 centros turísticos monitoreados por el Sistema Nacional de la Información Estadística del Sector Turismo en México (Datatur), equivalente a un crecimiento de 5.88% en comparación con 2013.

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), México podría  alcanzar un crecimiento económico superior al seis por ciento anual con una mayor apuesta al segmento interno. Sin embargo, en la realidad las condiciones no están dadas por factores como la inseguridad, la disminución en el ingreso económico y la pérdida de segmentos como el turismo carretero.

El turismo doméstico seguirá impulsando a esta industria en destinos que no dependen de los visitantes extranjeros, más que en los de sol y playa como Cancún donde todavía es poco aprovechado por la industria turística extra hotelera, tal como refiere el estudio Características socio espaciales de los Viajes de Familiares y Amigos (VFA) a Cancún, realizado por la Universidad del Caribe.

El aporte de los turistas nacionales en Quintana Roo está relegado frente a la derrama que en moneda extranjera deja el turismo internacional. Buena parte de la promoción, los productos turísticos e incluso el servicio está enfocado a consentir al visitante internacional, pese a que el turismo nacional fue el salvavidas en momentos trascendentales como la etapa posterior al 11 de septiembre de 2001, el paso del huracán Wilma, en 2005, y la crisis económica de 2009.

El exclusivo y selecto Cancún de los años 80, que recibía solo a mexicanos de alto poder adquisitivo, se fue masificando tras el abaratamiento de las tarifas hoteleras, la presencia del All Inclusive y la aparición de las aerolíneas de bajo costo a favor de los extranjeros, pero también con la apertura significativa al mercado internacional, que desplazó por mucho tiempo al visitante nacional.

Incluso, hasta ahora, si bien hay una recomposición de los mercados de afluencia, en la que el turismo doméstico se ha reivindicado, hay nichos totalmente relegados, como el de las personas de la tercera edad,  discapacitados y jóvenes, por mencionar algunos, a lo que se suma la falta de infraestructura -ya sea carretera o aérea- y servicios complementarios, lo que contribuye al cierre de oportunidades para estos nichos complementarios.

En 2014 el mercado nacional aportó a Quintana Roo tres millones 354 mil 430 turistas al total de visitantes, calculado en 15 millones, según estadísticas de la Secretaría de Turismo estatal. Durante la pasada temporada de Semana Santa, los más de 450 mil visitantes que llegaron a Quintana Roo, en su gran mayoría nacionales, aportaron una derrama aproximada de 336.6 millones de dólares. En líneas generales, sobran las razones pero no las acciones para lograr que los mexicanos desempolven sus maletas con frecuencia.

FALTA DE INFRAESTRUCTURA

El presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Carlos Gosselin, señala que el turismo nacional contribuye casi con el 30% de la ocupación en el destino a través de llegadas en aerolíneas de bajo costo, que no lo son tanto, pero permiten conectividad “y por eso creamos un comité en este rubro específico, porque es muy importante, pero para el turismo carretero necesitamos mejorar la calidad de los servicios; tenemos en el destino empresas con magnífico servicio de transporte, incluso mejor que algunas aerolíneas, por lo que hay que promoverlo, promover señalamientos”.

El turismo carretero, uno de los segmentos estratégicos para potenciar el turismo doméstico, no sale del bache al que la inadecuada infraestructura,  la ausente señalética y la inseguridad en algunos estados lo relegó. Por citar un ejemplo, el proyecto Gran Península Maya que desde Quintana Roo impulsa el empresario Miguel Quintana Pali propone el aprovechamiento de los destinos turísticos de la Península de Yucatán a través de sus carreteras.

El proyecto dado a conocer en el año 2013 propone, entre otros temas, la instalación de señalética a lo largo de las principales vías entre los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche con el objetivo de reactivar el turismo carretero, primero entre los estados de la península, y a la vez generar mayor flujo de turistas extranjeros hacia la zona. Como parte de la propuesta el empresario puso sobre la mesa, tanto de la empresa privada como del sector gubernamental, la creación de áreas para trailer park  con el objetivo de crear un producto que ofrezca  nuevas experiencias e invite al turista ya sea nacional o extranjero a aumentar su tiempo de pernocta.  Actualmente el proyecto, al igual que el turismo carretero  avanza a vuelta de rueda. Sin embargo, cada vez son más las voces que alertan sobre la necesidad de reactivar este sector.

Armando Bojórquez Ceo Organización Bojórquez

“México aún tiene muchos retos, uno de estos es incentivar el turismo doméstico; hay que pensar en créditos blandos por parte del gobierno, figura con amplia capacidad para conceder este tipo de recursos; a lo mejor es una cosa loca porque en lo personal no sé si se pueda, pero no hay pérdida de por medio. Pensemos que si no le cobramos intereses a la gente y le damos ese incentivo para que viaje, el gobierno federal podrá cobrarse con los impuestos que van a pagar por los servicios, como el IVA o el hospedaje, logrando esa distribución de riqueza que ofrece por sí mismo el turismo, al generar fuentes de empleo, inversiones. Y esto se pudiera lograr dándole facilidades a las empresas para crear viajes de incentivos dentro del país, e incluso podría pensarse que éstas crearan un sistema de descuento en nómina, con fórmulas de incentivos fiscales por parte del gobierno para lograr el círculo virtuoso. Y hay datos. El turismo doméstico es un nicho de mercado desaprovechado, ya que  el 88% de los mexicanos no puede viajar, porque las tasas de interés son altísimas para los viajeros, incluso hay empresas, como Elektra, que ya se metió al tema de viajes, que cobran hasta el 90% de interés. Qué decir de las casas de empeño, con tasas de interés absurdas que inhiben el crecimiento de los viajeros nacionales.

“En ese sentido, Viajes Bojórquez estudia un mecanismo para que conjuntamente con las autoridades podamos detonar un sistema para que todos los mexicanos podamos viajar”, puntualiza Bojórquez.

“La tarea es ardua. Tenemos que comunicarnos los prestadores de servicios con los gobiernos para crear circuitos turísticos, como en Europa, creo que habría muchas personas interesadas.

“Obviamente, al sistema carretero mexicano necesitamos darle impulso a través de una mejor infraestructura, con la creación de paradores turísticos dignos, con gasolinera, comedores, buenos baños, hoteles y hasta centros comerciales. Partiendo de esta base, una de las cosas importantes que hay que desarrollar es el turismo por carretera, porque sí, se habla mucho de la conectividad aérea como punta de lanza para el éxito de los destinos, pero también la terrestre lo es para muchos países y hay que apostarle”.

Rodolfo López Negrete Director general del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM)

“El mercado doméstico es realmente el alimentador de la industria turística. Constituye el 80% de la actividad económica turística del país, frente a 20% del mercado internacional. La paradoja del Consejo de Promoción Turística es que está fondeado a través del gravamen que generan los turistas extranjeros,  y a raíz de esto se crea una fórmula casi perfecta, porque nos estimula a generar más turismo internacional ya que, obviamente, mayor va a ser el presupuesto de promoción para reinvertirse en su totalidad en promoción para el país. El presupuesto del CPTM el año pasado fue de dos mil 200 millones de pesos, cuando hace cinco años era de mil 500 mdp. El 45% del presupuesto total del Consejo se destina a promover el mercado nacional, por la importancia que tiene y porque es un vehículo de apoyo a las 32 entidades del país que dependen del mercado doméstico ya que no tienen infraestructura suficiente para al visitante extranjero. Evidentemente, mientras el presupuesto sea más sano vamos a poder hacer un trabajo más profundo en estos mercados, no solamente el de Estados Unidos y Canadá, sino en todos los nuevos que hemos podido desarrollar. Por eso es tan importante la sanidad del presupuesto del CPTM, pero no nos olvidemos de que si bien es cierto que al mercado nacional hay que seguirlo cultivando, desarrollando, apoyándolo como lo estamos haciendo, el que genera el presupuesto del Consejo es el turismo internacional”.

Rafael García González Presidente nacional de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM)

“El turismo nacional aporta  80% de la ocupación en los 18 mil hoteles a nivel nacional, principalmente en ciudades del interior de la República, no tanto en destinos de playa. Es vital que crezca porque los mexicanos representan cerca de 200 millones de viajes al año.  Por otra parte, la derrama del turista extranjero es de 16 mil millones de dólares, pero la nacional es cuatro veces más, lo que pasa es que no le hacen todo el ruido que merece. Un factor importantísimo son los fines de semana largo, razón para estar en desacuerdo en eliminar este sistema. Por otro lado vemos avance desde la política pública con el anuncio que se hizo para impulsar el turismo social, porque puede ser un buen detonador de un mayor número de viajes dentro de nuestro territorio”.

Marisol Vanegas Directora de Redes Turismo

“Aunque el turismo nacional es el más importante dentro del flujo total de turistas, la política pública íntegra está subida sobre turismo internacional. A  pesar de que el volumen de turismo nacional es muy alto, el consumo interno necesita ser cada vez más motivado, porque no va a haber manera de que solo con el consumo exterior se pueda avanzar, por esa razón en 17 años el turismo de internación vía aérea y fronterizo creció a menos del 1.5% anual; sin embargo, el nacional sí creció, en especial el turismo de negocio, aunque no hay grandes referencias estadísticas. La estimación es de 160 millones de viajes de mexicanos dentro del país, contra 23 millones de viajes de internación, y en términos de ingresos la distribución es 80/20, es decir, el mercado nacional produciría el 80% del PIB que le corresponde al sector turismo. Entonces nadie se puede imaginar cómo es posible que un sector pese tan poco en términos económicos y tanto en términos de política pública.  Incluso en el tema de fomento a las inversiones se le da mucho más beneficio a las inversiones extranjeras, no hay una plataforma de fomento a las inversiones nacionales en turismo, y menos las que no sean hoteleras, entonces en realidad lo que hay es un problema sobre el enfoque de la política pública hacia el tipo de turismo”.

Carlos Constandse Vicepresidente de Grupo Experiencias Xcaret

“En nuestros parques es muy fuerte la presencia de turismo nacional. En la reciente temporada de Semana Santa 60% de los visitantes al parque Xcaret fueron mexicanos. En Xel-Há fue aún mayor porque es un poco más económico, y con Xoximilco nos llevamos muchas sorpresas porque  estuvo lleno las dos semanas de la temporada con buena aceptación de los visitantes del centro del país. Hay dos factores que inciden en la llegada de turismo de otras ciudades del país. Uno es el aumento en el tipo de cambio frente al dólar, que hizo que mucha gente no saliera del país y viajara internamente. De manera adicional, como grupo hicimos esfuerzos para mantener un tipo de cambio razonable para que más personas pudieran disfrutar de nuestros parques. Tenemos que ser muy conscientes de la importancia que tiene este turismo para seguir atendiéndolo”.

Gustavo de la Serna Director de Desarrollo de Negocios México, Centroamérica y Caribe de RCI

“Hace 10 años el turismo doméstico representaba solamente entre el 27 y el 30 por ciento del mercado de la Propiedad Vacacional. Actualmente, consolidando todos los destinos, representa cerca del 40%, pero para algunos destinos específicos de playa y del interior llega a representar hasta el 90% del negocio. Lugares como Los Cabos, Cancún y Riviera Maya tienen una alta dependencia de los mercados extranjeros; sin embargo, todos los demás destinos tienen una composición más balanceada con turistas nacionales, desde Puerto Vallarta y Mazatlán, en donde la distribución del mercado nacional y el extranjero fluctúa entre un 50% para cada sector, hasta Acapulco, Huatulco e Ixtapa donde el mercado nacional llega a representar casi el 80%. El mercado nacional es el que mantiene activo y con volúmenes representativos de ventas a destinos de playa y del interior que no tienen predominancia de extranjeros. Lo más relevante es que la participación del turismo doméstico en el segmento de la Propiedad Vacacional ha crecido constantemente en el pasado reciente”.

Óscar Espinosa Exsecretario de Turismo federal

“Del total de la riqueza que genera el turismo a nivel nacional, 80% proviene del turismo doméstico, un dato muy interesante que demuestra la importancia de este segmento. La estrategia de Turismo Social que anunció  el presidente Enrique Peña Nieto puede impulsar aún más el crecimiento del sector si se concibe bien. Puede ayudar a equilibrar la ocupación durante todo el año con mejores tarifas y acceso a mayor población. Quintana Roo puede atraer a un buen segmento de la población por su capacidad instalada que es muy vasta, aunque geográficamente está muy alejada de algunos destinos que son emisores importantes de turistas”.

Verónica Gómez Directora para las Américas de la Organización Internacional de Turismo Social (OITS)

“El nuevo concepto de turismo social propone la eliminación de las barreras, tanto físicas como culturales, sociales o económicas. Lo que sucede en el imaginario colectivo es que se considera un  turismo de baja renta, y necesitamos desmitificar esta idea, porque al empresario si no le hablas de dinero no lo entiende y no se compromete a trabajar en eso. Se necesita una política pública clara desde donde se generen los programas de turismo social, y luego interesar a los operadores, para desde allí crear un nexo y las condiciones para que la población tenga acceso a los viajes”.

Juan Carlos Arnau Director general del  Sistema de Agencias Turísticas del Instituto de Seguridad  y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Turissste)

“Turissste tiene la fortaleza, las herramientas y el alcance para instrumentar la política para este segmento. El año pasado movilizamos a 400 mil personas con un gasto promedio de dos mil 500 pesos y estancias de tres noches y cuatro días. Recientemente firmamos un convenio con el gobierno de Quintana Roo que nos permitirá llevar de manera directa cinco mil turistas al sur del estado en varias rutas contenidas en el convenio. Comenzamos a  hacer una invitación a los centros de hospedaje, transportadoras terrestres, guías de turistas, parques temáticos, entre otros actores, para que nos presenten iniciativas y podamos llevarlas a nuestros derechohabientes en varios segmentos: jubilados, trabajadores inactivos, jóvenes, familias, personas con discapacidad y turismo deportivo amateur. Aún hay camino por recorrer, construimos el modelo mexicano de turismo social retomando experiencias exitosas de países como España. Disponemos de 150 millones de pesos para otorgar siete mil créditos. El mensaje para los mexicanos es que el dinero no debe ser el freno para los viajes, a nosotros nos corresponde ponerles el producto enfrente sin importar su condición física, económica o edad”.

Priscila Sosa Jefa del Departamento de Turismo de la Universidad del Caribe

“En 2015 los integrantes del cuerpo académico de Turismo y Sustentabilidad de la Universidad del Caribe iniciamos el estudio Características socio espaciales de los Viajes de Familiares y Amigos (VFA) a Cancún, un sector relevante tomando en cuenta que 65% de la población residente no nació en la ciudad. Citando algunas de las primeras conclusiones se destaca la relación entre el fenómeno migratorio hacia Cancún con los flujos de viajes de VFA. Aunque no se puede concluir sobre la preponderancia en la motivación de viaje, se revela que para un centro turístico con alto posicionamiento como Cancún, el destino tiene gran influencia como elemento motivador. Cuando el residente recibe a familiares y amigos se suma a ellos como turista, realiza actividades que normalmente no podría por su dinámica laboral y aumenta sus gastos, generando también una derrama económica”.

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>