Crecimiento firme

Tengo la impresión de que la mayoría de los que viven en Cancún creen que el hotel Camino Real existe en la plaza, de inmediato te señalan  Punta Cancún, y se imaginan uno de los primeros grandes hoteles de la zona, con sus colores muy mexicanos y su diseño con grandes muros y huecos en forma de cuadros característicos del arquitecto Ricardo Legorreta.

Sin duda uno de los hoteles insignia de Cancún. Imagínese que esta construcción ocurrió en 1974, es decir hace casi 40 años, y aún se ve moderna, aunque ha sufrido cambios a raíz de que en 2004 la cadena AM Resorts lo adquiriera de manos de Grupo Empresarial Ángeles (GEA), de Olegario Vázquez Raña.

Esta operación no sólo dejó a Cancún sin “Camino Real” sino también sin un solo representante de Grupo Empresarial Angeles, que actualmente opera  dos marcas más y se ha consolidado como una de las empresas hoteleras en México con mayor número de unidades.

Grupo Real Turismo (GRT) es una empresa multimarcas que opera tres importantes cadenas hoteleras, las cuales abarcan los principales segmentos turísticos. Entre las marcas están Quinta Real, con 10 hoteles, que atiende al sector de Gran Turismo; Camino Real, con 20 centros de descanso, que atiende al de cinco estrellas, y Real Inn, con nueve unidades, que acoge al de Business Class.

El plan de expansión de Grupo Real Turismo es muy ambicioso, esperan llegar a las 80 unidades en el 2015; sin embargo, lo extraño es que el estado número uno en turismo del país no cuenta con ninguna de sus marcas.

 

El regreso al paraíso

Le puedo comentar que es muy probable que una de las marcas de GRT  esté operando en Cancún para el próximo año, seguramente con la intención de estar ya en funcionamiento durante la celebración del Tianguis Turístico de México el próximo mes de mayo.

La noticia sería la adquisición de una propiedad en la Zona Hotelera de Cancún, justo frente al asta bandera, del lado de la laguna, en donde actualmente y desde hace un par de años existe una construcción abandonada. Ahí se fraguaba la reconstrucción de una unidad turística que estaba muy deteriorada; sin embargo, el inversionista no prosiguió y desde entonces luce en obra negra.

De acuerdo a lo que sabemos ahí se desarrollaría un hotel Real Inn, lo que marcaría el regreso del grupo a Quintana Roo y entraría de lleno a la competencia del segmento de viajero de negocios que hoy en día ya está muy peleado, luego de que por años estuvo muy abandonado en este destino.

 

La competencia

Hoy en día el segmento de viajero de negocios tiene una oferta muy novedosa, casi toda en el centro de la ciudad: Hotel Ibis, Ambiance, Courtyard Marriott Quinta Inn, City Express, City Junior, Fiesta Inn, Radisson, Confort Inn, B2B, Ramada o el recientemente inaugurado Alofs de Starwood, a un costado del Cancún Center.

Sin duda la competencia es sana, y aunque el concepto primordial de estos centros de hospedaje es atender al viajero de negocios, nada impide que los que vienen de paseo disfruten de instalaciones nuevas y a precios muy razonables.

 

Grupo Empresarial Angeles

Este grupo surge en el año 1998 ya con una visión corporativa cuando crean la cadena hospitalaria Ángeles. En el año 2000 adquiere la cadena Real Hoteles, propietaria y operadora de la cadena Camino Real. En 2003 compra Grupo Imagen, que se convierte en su plataforma para ingresar a los medios de comunicación. En 2006 adquiere Grupo Financiero Multivalores, que más adelante se convierte en banco Multival, y completa la compra de La Peninsular Seguros. Ese mismo año compra el periódico Excélsior. Dando Fortaleza a su giro hotelero, en 2011 obtiene las propiedades de Quinta Inn y en 2012 da vida a Real Inn.

La presencia de esta cadena en Quintana Roo se estaba haciendo indispensable, y seguramente habrá más noticias próximamente.

 

Hablando de franquicias

Al paso de los años nos hemos podido dar cuenta de cómo en Cancún la operación de franquicias se ha convertido en arma de dos filos, hay quienes han realizado grandes negocios, y otros que a pesar del prestigio de la franquicia tienen sus altas y bajas.

Por ejemplo Krispy Kream abrió sus puertas con gran éxito; es su tienda número 100 en todo el país y siempre pensé que esta franquicia sería exitosa en Cancún, bastaba ver la cantidad de cajas de las dichosas donas que abordaban los aviones en manos de los pasajeros que viajaban a Cancún desde el Distrito Federal.

La que verá descender su nivel de ventas es la pequeña pero prolífica sucursal en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y los que viajamos de la capital a Cancún debemos buscar alguna novedad para traer de regalo cuando regresemos después de algún viaje.

Por otro lado, y el lado opuesto de la moneda, es el hecho de que Edgar Villajuana, que posee las franquicias de Pizza Hut y KFC, vendió o traspasó su tienda ubicada en la Gran Plaza, sobre Av. Nichupté, y estoy seguro que no lo hizo porque el negocio marchara sobre ruedas. El nuevo operador de inmediato invirtió en una remodelación que incluso obligó al cierre de la tienda por unos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*