Cata a ciegas: MARELLA, LOS CANTOS 2010, TINTO DE LA HACIENDA

MARELLA

  • Mexicano
  • Bodega: Sinergi Viticultura
  • Varietal: Savignon blanc, Chardonay, Moscato de canelli
  • $280
  • TOTAL: 80 PUNTOS

Mauro Amati

“El primer vino blanco es un Savignon atípico; su parte aromática no es muy fuerte, pero sí se siente al final. En boca tiene buena acidez. Es un vino bien hecho, y la pasta con camarones con la que lo maridamos le quedó bastante bien”.

Jackie Jiménez

“Este vino blanco tiene un fenómeno muy interesante, porque de inicio presenta una nariz tímida; sin embargo, en boca explota en sabores. Por otra parte, cuando está más fresco, contrario a lo que podríamos pensar, nos está entregando más aromas (piña, flores blancas, miel), y ya en boca nos muestra una buena acidez, mineralidad, sabores cítricos como cáscara de limón y… una permanencia. Es un buen caldo. En cuanto a la armonía con platillos, me agradó el puente que hizo el aceite de oliva de la pasta con camarones y calabaza. Resultó genial”.

Federico López

“A la vista este vino presentó una tonalidad paja claro, que se traduce en un caldo con no mucha madurez. Y como dice Jackie, es interesante porque la timidez en nariz del principio no lo opacó en sabor. Teníamos una piña muy marcada, pero sobre todo un sabor lácteo muy agradable y muy bien balanceado, eso quiere decir que los ácidos no están muy ocultos por el vino, a eso le llamo un vino controlado; es un vino crispy, sin ser efervescente, fácil de tomar… muy rico”.

Joaquín Berrón

“Es un vino definitivamente para una tarde de verano. Fresco, con acidez moderada, agradable en boca, que bien podría combinar con quesos suaves y hasta con trozos de fruta, como la manzana. Sí lo compraría”.

LOS CANTOS 2010

  • Español
  • Bodega: Torremilanos
  • Varietal: Tempranillo, Merlot
  • $215
  • TOTAL: 78 PUNTOS

Mauro Amati

“Es un vino joven, por su característica lo aprecio como uno del Nuevo Mundo, bien hecho, aunque perdió un poco la parte aromática con el tiempo, no se abrió más, al contrario, se cerró; sin embargo, sigue siendo un caldo bien hecho. En boca le sentí un toque de tierra, un poco de animal, y con la pasta y el toque de jamón con el que lo maridamos le hizo bastante gracia”.

Jackie Jiménez

“Con este vino tuve el mismo efecto que Mauro, la parte aromática fue lo que menos detecté. En boca me trajo un sabor a tabaco, a grafito, y coincido otra vez con Mauro, me pareció un vino de Nuevo Mundo. Sus taninos están presentes, frutos negros. Es resumen, es un vino sencillo pero interesante.

Federico López

“A simple vista tenemos un rojo brillante con notas muy jóvenes, definitivamente con buenas piernas; es un vino muy bonito en copa, pero es un caldo que cuando lo destapamos como que quiso salir destrabancado y decir muchas cosas. Tuvo  destellos de pimienta, de pimiento, algo de madurez, luego se apagó. Lo veo corto en boca, como que se quedó a la mitad de la carrera, pero al fin y al cabo agradable, fácil de tomar, recomendable para la gente que no espera mucho de un vino.

Joaquín Berrón

“A mí me pareció un vino fácil de tomar en el sentido de que sus taninos no dominaron, y el sabor no se queda realmente en boca. Este vino tal vez lo tomaría con una carne no muy marinada, con algo ligerito… otra cosa lo mataría”.

TINTO DE LA HACIENDA

  • Mexicano
  • Bodega: Hacienda La Lomita
  • Varietal: Shiraz, Merlot, Tempranillo
  • $357.22
  • TOTAL: 81

Mauro Amati

“Es un muy buen vino, aunque sigue siendo joven. Tiene una interesante parte aromática; en boca tiene buenos taninos, es redondo, y definitivamente un vino de Nuevo Mundo. Tiene algo de humo, aparte de los frutos rojos. Está muy rico, carnoso, muy bien hecho. Se puede tomar fresco tranquilamente, o con un buen queso o embutidos, pero no aguantaría grandes cortes”.

Jackie Jiménez

“Este es un vino que me presenta varios aromas que confirma en boca: chocolate, canela, pimienta, frutos rojos maduros, particularmente ciruela, aunque también en boca -muy marcado- me presenta tostado y caramelo; lo sentí un poquito desequilibrado. Con este vino hay dos cosas en las que  difiero con Mauro. Uno, este es un vino que no me gustaría solo porque me llena mucho la boca y no me invita fácilmente a seguirlo tomando. Dos, yo creo que la armonía vendría siendo con algún tipo de carne. Y en coincidencia, se me hace un vino interesante”.

Federico López

“A la vista tiene un color bonito, tenemos unas notas que son bastante traslúcidas, pero con piernas medio flojonas; se nota que al alcohol le cuesta un poco despertar. Cuando lo tomamos en boca es fácil, es rico, es bebible, balanceado. Y a propósito de la mención de la ciruela que hizo Jackie, a mí me vino a la mente la ciruela verde inmadura, porque cuando la comes no precisamente en estado de madurez te puede resultar astringente y hasta puede molestar en boca. Y, definitivamente, es un vino que dice me voy a agarrar de algo. A mí  me gusta este tipo de vinos que se aferran a la boca y dicen ´yo quiero estar ahí´. Recomendable para aquellos a quienes les gusta la astringencia. En cuanto a su maridaje, yo creo que le va desde un carpaccio hasta una picanha a las brasas a un término medio rojo, con una ensalada de arúgula. No necesita mucha fuerza”.

Joaquín Berrón

“Este vino para mí fue algo fuerte, y lo combinaría con algo también fuerte para que no domine. Lo serviría en un cuarto de copa al término de una cena, nada más”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*