Beneficios de ser una ESR

Una de las tendencias en Recursos Humanos más fuertes en los últimos años es convertirse en una Empresa Socialmente Responsable (ESR), donde la función principal de las  organizaciones no es solo generar ganancias sino establecer un sistema completo e integral que beneficie de manera sustancial la calidad de vida de sus colaboradores y de las organizaciones con las que interactúa.

Otra de las razones principales por las que esta tendencia ha tomado fuerza es que los diferentes sectores empresariales y los consumidores dan preferencia a las empresas que cuentan con este distintivo; en datos emitidos por ESR, aproximadamente el 70% de los consumidores está dispuesto a comprar productos originarios de empresas que apoyen causas sociales y ambientales.

Este distintivo lo entrega anualmente el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y AliaRSE; tiene como visión de negocios integrar el respeto por las personas, los valores éticos y el medio ambiente en la gestión de la empresa.

No es necesario ser una empresa transnacional con grandes volúmenes de clientes y empleados para contar con el distintivo, las Pymes también están encontrando grandes beneficios tanto en su operación interna como en el mercado al convertirse en ESR.

Hay diferentes categorías de participación, tales como empresas grandes, medianas, pequeñas y micro. ¿Cómo saber si debemos convertir a nuestra organización en una ESR? ¿Cuáles son las principales ventajas que se obtendrán?

o Mejora el posicionamiento de la empresa en el mercado y frente a sus competidores.

o Genera lealtad a sus clientes actuales y confianza a los clientes potenciales.

o Fideliza a sus empleados, creando un fuerte sentimiento de pertenencia y compromiso de los mismos, lo que aumenta la productividad.

o Facilita el reclutamiento de candidatos calificados.

o Reduce costos administrativos y operativos.

o Fomenta y fortalece organizaciones sin fines de lucro.

El proceso para obtener este distintivo se basa en un autodiagnóstico, el cual se documenta y es verificado por el Cemefi, y superando el 75% del índice ESR se otorga el distintivo.

Las empresas que cuentan hoy con este distintivo trabajan arduamente en cuatro líneas estratégicas:

o Ética y gobernabilidad empresarial.

o Calidad de vida en la empresa (dimensión social del trabajo).

o Vinculación y compromiso con la comunidad y su desarrollo.

o Cuidado y preservación del medio ambiente.

Cuando se busca obtener el distintivo, estas líneas se verifican en un cuestionario y se comprueban con evidencias que la empresa sube al portal de ESR. Cabe mencionar que todo el proceso de evaluación se realiza de manera electrónica.

Hay un comité evaluador anónimo integrado por diferentes empresarios, los cuales analizan las evidencias y las califican a fin de otorgar los distintivos, que tienen una vigencia anual y son renovables cada periodo. Hace apenas unos días se publicó la lista de las empresas que obtuvieron el distintivo 2015.

Al convertirse en ESR se suscita un cambio de cultura organizacional muy importante en el que los beneficios no se reflejarán en el corto plazo, ya que destinar recursos para este tipo de programas podría representar un gasto al que la organización no está acostumbrada; sin embargo, la mayoría de las empresas que han logrado obtener este distintivo continúan refrendándolo anualmente, ya que las buenas prácticas y costumbres se vuelven parte de la esencia de la compañía y del personal que labora en ella, traduciendo todo esto en un paquete de beneficios integral que posiciona a la empresa por arriba de las que no cuentan con dicho distintivo.

Es necesario generar una conciencia social y responsable en las generaciones de niños y jóvenes, a fin de que sirva de vehículo para desarrollar la Responsabilidad Social Empresarial de manera plena en las organizaciones y en el ámbito de los negocios.

Una consideración importante es que la responsabilidad social no es un tema en el que la empresa se enfoca en apoyar a los menos afortunados, el reto de una empresa ESR es contribuir de manera conjunta, empresas y empleados, en el crecimiento de una sociedad a través de buenas prácticas que fortalecen las cadenas comerciales del país.

*Directora general de Red Ring www.red-ring.net Especialista en temas de negocios, administración y recursos humanos. Nombrada por la revista Expansión como una de las mujeres más poderosas del país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*