Apoya HSBC protección del Acuífero Maya

HSBC México anunció  que apoya la prevención de la contaminación y la protección del Acuífero Maya, una de las reservas de agua dulce subterránea más extensas de México, ubicada en la Península de Yucatán, a través de su programa global HSBC por el Agua (HSBC Water Programme).

El apoyo será canalizado a través de la Asociación Amigos de Sian Ka’an para realizar una amplia y profunda investigación del flujo y las trayectorias de las corrientes de los ríos subterráneos del Acuífero Maya, con el fin de establecer las mejores estrategias que las protejan.

“El apoyo del Programa HSBC por el Agua, que comenzó en enero de 2013, consiste en la implementación de técnicas de vanguardia en la investigación de los flujos y trayectorias de los ríos subterráneos, para establecer las mejores estrategias de protección de esta fuente de agua dulce”, explicó el director de Sustentabilidad de HSBC México, Miguel Ángel Laporta De Caso.

Añadió que el mejor conocimiento del manto acuífero proveerá a las autoridades locales con las bases científicas para la mejor toma de decisiones y beneficiará así al ecosistema y la integridad de este destino turístico.

“La gran relevancia de que las prístinas aguas del Acuífero Maya haya sido seleccionado para ser apoyado por el Programa HSBC por el Agua demuestra el gran compromiso de este banco por conservar el recurso más importante para que el Caribe Mexicano se siga desarrollando paralelamente a la conservación de ecosistemas prioritarios para México”, detalló el Director Ejecutivo de la Asociación Amigos de Sian Ka´an, Gonzalo Merediz Alonso.

El Acuífero Maya es actualmente vulnerable a la contaminación producto de actividades domésticas y turísticas, ya que se vacían las aguas negras o se hace un manejo inadecuado de residuos directamente al subsuelo, lo que con el tiempo termina contaminando el manto acuífero. En esta zona de la Península de Yucatán predominan las formaciones rocosas, lo que facilita la infiltración de contaminantes hacia las corrientes subterráneas de agua.

La zona donde se ubica el Acuífero Maya es un importante destino turístico; simplemente en el estado de Quintana Roo el turismo representa aproximadamente el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal y contribuye con cerca del 35% del total de la actividad económica turística en el país, de acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El Acuífero Maya provee de este recurso natural a 1.5 millones de habitantes de comunidades rurales y urbanas de Quintana Roo y Yucatán y asegura la disponibilidad de agua dulce uno de los destinos turísticos más grandes de América Latina, detalló la fundación.

La recuperación y preservación de este manto acuífero es la primera acción en México del Programa HSBC por el Agua. HSBC lanzó, en 2012, esta  iniciativa a escala global, mediante la cual prevé invertir 100 millones de dólares en los próximos 5 años para proyectos de apoyo de agua potable y su cuidado.

“La intención es apoyar diversos proyectos que generen agua potable para las comunidades y zonas donde no haya este recurso, pero también promover su buen uso donde escasea”, indicó Laporta De Caso.

Agregó que como parte de los apoyos que se canalizarán vía el Programa HSBC por el Agua habrá también acciones de voluntariado muy importantes, donde los empleados del grupo financiero pueden donarán horas de trabajo para el proyecto del Acuífero Maya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*